«Hemos olvidado la dieta mediterránea»

«Siento responsabilidad», confiesa el doctor Romero, en vísperas de asomarse a la pantalla. /TVE
«Siento responsabilidad», confiesa el doctor Romero, en vísperas de asomarse a la pantalla. / TVE

Nicolás Romero, directivo de TVE, es el nuevo médico de la cadena pública. Esta noche se estrena al frente de 'Doctor Romero'. «En verano es importante tomar alimentos con agua»

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Presumimos de dieta mediterránea pero cada vez comemos más bollería, nos pasamos con la sal y regamos la ensalada pensando que el aceite de oliva no engorda. Este verano, Nicolás Romero cambia su despacho de directivo de TVE por el de la consulta de 'Doctor Romero' (esta noche, a partir de las 23.40 horas), el nuevo programa con el que la cadena pública quiere recetar hábitos saludables nutricionales. Cada semana ayudará a siete parejas con obesidad a mejorar su calidad de vida. «Se trata de dar ejemplo», apunta.

- De directivo de TVE, a médico de la cadena.

- Yo soy médico y puse en marcha 'Saber Vivir' con Torreiglesias hace veinte años. En aquella época se divulgaba la salud de una manera distinta a como se debe hacer ahora. También soy licenciado en Ciencias de la Información y pensaba que necesitaba hacer algo desde mi conocimiento para producir un programa que tuviera que ver con hábitos saludables pero contado de un modo moderno, que el espectador se pudiera entretener y a la vez le viniera bien. Al final, la cadena confío en mí para que lo llevara a cabo. Ha sido una cosa vocacional, porque la obesidad es hoy una epidemia.

- Supongo que va a vivir este estreno con más nervios.

- Si te dijera que no, te estaría mintiendo; siento cierto gusanillo. No sé qué interés tendrá para nuestra audiencia, que es algo que me importa mucho. Lo cierto es que combinamos aspectos médicos con la historia de unas personas que están intentando recuperar hábitos de salud y siento responsabilidad.

- ¿Los consejos sirven para cualquier tipo de espectador?

- De lo que se trata es de dar ejemplo, de que vean a parejas que tienen obesidad y cómo la superan. Nosotros hemos hecho lo que realmente funciona, un tratamiento médico y nutricional, apoyo psicológico y preparación física. También hemos trabajado con el entorno de los protagonistas. Pero, lógicamente, cuando aconsejamos alguna cosa, va dirigida a todas las personas. En realidad, se trata de implantar hábitos de salud más que algo estético.

- ¿Cómo influye el entorno?

- La felicidad es lo más cardiosaludable. Hemos detectado que las emociones influyen en la salud, no solo el consumo de azúcar o de grasa. El entorno es el que te puede hacer feliz o no.

- ¿La dieta mediterránea comienza a ser un mito en España?

- Eso se refiere también a los ingredientes de calidad que existen a nuestro alcance, pero es cierto que hemos olvidado un poco la dieta mediterránea. Los adolescentes viven únicamente con diez alimentos: patatas fritas, tomate frito, huevos, leche, arroz, bebidas refrescantes y algún otro más. Nuestros abuelos tenían una dieta de más de cien alimentos distintos, y eso influye.

Agentes de salud familiar

- ¿Es partidario de gravar productos azucarados con más impuestos?

- Hay que educar a los padres para que enseñen a sus hijos a comer, pero también se ha demostrado que, cuando enseñas a comer a los niños en el colegio, estos educan a sus progenitores, se convierten en agentes de salud en su familia. Es como cuando aprendes a cepillarte los dientes de pequeño, se crea una costumbre que dura toda la vida.

- ¿Cuáles son las mayores aberraciones alimentarias que cometemos?

- Los tres elementos más importantes que pueden hacer que un producto bueno no sea saludable son el nivel de sal, el de azúcar refinado y el de grasas no saludables. No tenemos mucha conciencia, ni siquiera en la restauración, de usar la sal con moderación. La OMS recomienda seis gramos por persona y día y nosotros duplicamos esa cantidad. Con el azúcar estamos más concienciados, pero cuando hay hambre nos lanzamos a por bollería. Tampoco hay que regar una ensalada con aceite de oliva; es bueno, pero también engorda.

- ¿Algún consejo específico para este verano?

- Es importante tomar alimentos con mucha agua: gazpachos, cremas de verduras frías... Nos van a dar todo lo que llevan de agua, apenas engordan y sacian. Además, combaten los calores del verano de manera fenomenal. Ojo, sin pasarse con la sal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos