Mireya Bravo: «Volvería a la academia una y mil veces»

Mireya Bravo, ayer en Alhaurín de la Torre. /
Mireya Bravo, ayer en Alhaurín de la Torre.

La malagueña relata su paso por Operación Triunfo tras reencontrarse con sus seguidores en su Alhaurín de la Torre Natal

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Mireya Bravo ha revolucionado el ‘talent show’ del momento. Desde que llegó a Operación Triunfo, su simpatía malagueña y su naturalidad al cantar con aires aflamencados conquistó a la audiencia y al jurado –que la seleccionó en la ‘gala cero’ tras un pequeño desencuentro entre sus miembros no exento de polémica–. En cada canción que ha defendido había un trozo de ella, de ese duende flamenco y coplero luchando por convivir con el pop y la música moderna. La cantante, natural de Alhaurín de la Torre, interpretó ‘Ni un paso atrás’, de Malú como una de las nominadas de la noche del lunes.

Pese a que antes de que se conociera el ganador el público coreaba su nombre, finalmente su tiempo se acabó y abandonó el programa por un 4% de los votos de diferencia con respecto a su competidor. Tras regresar a su pueblo y encontrarse con sus seguidores, atiende a SUR para reflexionar sobre lo aprendido y pensar en el futuro: “Volvería a la academia una y mil veces”.

Noticia relacionada

-¿Cómo definiría la experiencia?

-Ha sido fantástica. Yo creo que ha sido la mejor experiencia de mi vida y la repetiría todas las veces del mundo. Volvería a la academia una y mil veces y además sin pensármelo.

-Más allá de disfrutar, ¿le ha servido como cantante?

-Efectivamente, además de disfrutar he aprendido muchísimo, creo que se ha visto en mi evolución dentro de la academia y sobre todo en la última actuación. Mucha gente me tiene encasillada en el flamenco y yo no quiero que me vean así, quería que me vieran en este estilo, que también me gusta. Por eso elegí ni un paso atrás, de Malú.

Aunque Mireya haya tratado de evitar que la asocien al flamenco, lo cierto es que desde pequeña ha derrochado salero. Ya a su paso por el programa ‘Se llama Copla’ demostró que la canción española y el arte castizo siguen presentes en las nuevas generaciones. Esta faceta suya la llevó a ser una habitual de los certámenes y fiestas de su pueblo, desde donde la han apoyado de forma incondicional –antes, durante y después de su paso por OT–.

-¿Dentro de la academia ha sentido el apoyo de su gente? Desde fuera se palpaba...

-Ha sido un poquito… [la interrumpe una madre para hacerse una foto con la que “hacer feliz” a su hija; llega más gente, autógrafos y firmas] Perdóname, un segundo. ¿Cómo se llama? [escribe su nombre con dedicatoria en varias fotografías; pide que le recuerde la pregunta]. Allí es que lo tienen todo muy ‘callaíto’, muy cerrado. No sabíamos nada, lo poco que nos pasaban en los videos de los chat, pero claro eran sólo dos cosas, una al principio y otra al final. Yo sabía que tenía apoyo, de mi familia al cien por cien, de mis amigos y de mi pueblo. Lo que no sabía es que tenía tantísimo respaldo. Cuando salimos a la firma de discos fue brutal, nos quedamos sin palabras.

-¿Cómo se ha sentido al llegar aquí –a la plaza donde se organizó el acto con sus seguidores–?

-Yo no sabía nada… [otra visita inesperada a la conversación, esta vez por parte de dos adolescentes que simplemente querían darle las gracias por los ratos que han pasado “juntas”–. Fíjate en esto que acaba de pasar, esto es maravilloso. Siempre se ha dicho que en los pueblos se conoce todo el mundo pero Alhaurín de la Torre es como una ciudad. Recibir el cariño... es que es alucinante… toda esa gente que ha seguido el programa y que se ha interesado incluso por mis inicios antes de llegar a OT, desde que empecé con mi carrera. Es que es increíble, es que todo se lo debo a ellos.

Cuando ingresó en la academia, sus padres comentaron en una entrevista a SUR que Mireya, además de ser modelo y “querer cantar desde pequeña”, estaba labrándose una carrera como estilista, estudiando peluquería y maquillaje, una especie de “plan alternativo pero vinculado a lo que le gusta hacer”.

-¿Ha hecho que su paso por la academia le ayude a decidirse por la música?

-Todavía tengo pendiente un mes de peluquería y varios de maquillaje, aunque siempre he querido ser cantante y ahora que he dado el paso fuerte quiero seguir, quiero dirigir mi futuro hacia la música. Siempre hay que tener un plan B, me sacaré los estudios porque me queda poco y me vienen bien.

-¿Qué viene ahora?

-No tengo canciones, me gustaría empezar a aprender a componer. Además quiero seguir trabajando vocalmente, que esto no termine aquí, todavía quedan muchos pasos. Ojalá me salgan muchas cosas, pero ahora estoy centrada en trabajar y en aprender.

-¿Cuál es la lección más valiosa de tu paso en la academia?

-Me quedo con las clases de Mamen, cada día aprendías a controlar por dentro. También con las clases de Los Javis, que han sacado una parte de mí que no conocía, tan profunda y que llega directamente al público. Me quedo con las lecciones de todos los profesores.

-¿Puedes nombrar la experiencia que más te haya marcado?

-Cuando me llamó mi hermana. Ella me ha apoyado de siempre pero bueno, nunca le han gustado estos programas ni la tele, los talent shows… no le gustan nada. Cuando me llamó vi que estaba volcada en mi no me lo esperaba. Ella es lo más importante que tengo, me quedo con su llamada, que me dejó tranquila ya que fue el primer contacto que tuve con la familia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos