10 millones para llevar la peste a TV

Paco León, a la derecha, es Luis de Zúñiga, un rentista adinerado de la época. :: movistar+/
Paco León, a la derecha, es Luis de Zúñiga, un rentista adinerado de la época. :: movistar+

Movistar+ no ha escatimado en medios para rodar 'La Peste', la serie ambientada en la Sevilla del siglo XVI que dirige Alberto Rodríguez y protagoniza Paco León

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Sevilla, año 1587, una sucesión de cadáveres con la marca de la peste bubónica desatan el pánico en el barrio de Triana. La noticia no tarda en correr por toda la ciudad, una de las más ricas y florecientes del mundo gracias a su comercio con América: la muerte está llamando a la puerta. Se restringe el acceso a Sevilla, queda prohibida la venta ambulante, los nobles sacan a sus familias de la villa y acumulan trigo para venderlo a un precio mayor ante la escasez que se avecina. El resto de la población intenta burlar los controles para poder sobrevivir, pero solo consiguen que la enfermedad se propague. La miseria humana en todo su esplendor. Ese es el mensaje que lanza la nueva serie del director Alberto Rodríguez ('La isla mínima') y el actor Paco León para Movistar+. Se llama 'La peste' y estará disponible este viernes para todos sus abonados de forma completa el mismo día de su estreno. En total, seis capítulos de 50 minutos con un presupuesto de 10 millones de euros (1,6 millones cada uno). Un tremendo salto cualitativo si se compara con otras ficciones españolas como 'El Ministerio del Tiempo', cuya tercera temporada salió a unos 700.000 euros por cada uno de sus 13 episodios, pero con bastantes más minutos de duración. Aunque la cifra se entiende mejor después de ver la recreación de la Sevilla del Siglo de Oro que han montado en 130 localizaciones distintas, con 190 personajes y un equipo técnico de 400 personas.

El rostro principal será el de Paco León como Luis de Zúñiga, un rentista adinerado de toda la vida. Sus antepasados siempre han tenido facilidades económicas que le permitieron dedicarse a lo que quería. Toda la cultura que atesora lo llevó a cambiar de religión de manera secreta, burlando a la Inquisición. «Es un personaje muy complejo y muy bonito, con unos textos preciosos. Tiene muchas debilidades, es un hijo de puta con muchos dramas personales. Hace muchas heroicidades pero también muchas ruindades. Creo que va a empatizar con el público», explica el actor sevillano a este periódico.

Le acompaña la actriz Patricia López Arnáiz en el papel de Teresa Pinelo, una mujer culta que sufre las brutales restricciones de género de la época. «El hecho de ser una mujer con cultura hace que le pongan más cerrojos, por si acaso», apunta. Y Pablo Molinero, como el valiente y perspicaz Mateo Núñez, un militar que ha viajado por todo el mundo y conoce los horrores de la guerra. «Son personajes que no encuentran su lugar en el mundo, el mío es un ateo, un renegado, pero tiene una gran inteligencia que le llevará a colaborar con la propia Inquisición», comenta el intérprete.

«Impacta verlo»

En esta serie la peste es la excusa para retratar a una sociedad corrupta, injusta y clasista. «Es una serie en la que conviven palacios y chabolas. Ahora no hay tantas diferencias sociales en Sevilla, pero también hay paralelismos, en la misma ciudad está el Palacio de la duquesa de Alba y el barrio de las 3.000 viviendas. No hemos cambiado tanto, el tema es muy actual, la naturaleza humana sigue siendo la misma. La historia no se compone de momentos sueltos, es una evolución y hay un hilo que nos une a aquello. Por supuesto impacta verlo», confiesa León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos