Las mejores series de 2017 y... las que vienen en 2018

La Zona, de las mejores series de 2017/
La Zona, de las mejores series de 2017
SUR EN SERIE

Expertos seleccionan para SUR los títulos que han marcado el año y de los que se hablará el año que viene. Una lista marcada por una gran variedad de producciones

MIGUEL ÁNGEL OESTEMálaga

Las pantallas globalizan. No importa el tipo. El acercamiento a esas pantallas también es global, aunque lo consideremos algo íntimo, algo que uno decide por sí mismo. Pero ¿hasta dónde llega esa decisión? Lo global se ha colado en nuestra manera de ser y actuar, en la manera de relacionarnos, en la habitación en la que uno elige tal o cual serie y luego la comenta a través de múltiples redes, en la sala donde un guionista escribe y aspira a que lo escrito sea global, o en la reunión en la que se deciden cuestiones de Estado. ¿Cómo no hacerlo en los contenidos de cualquier campo? Las líneas se han difuminado por completo. También, por supuesto, en los asuntos candentes, en los temas de conversación o en las listas de lo mejor del año en materia cultural que aparecen a diestro y siniestro en todo el orbe. Aquí no seremos originales. Estamos globalizados. La realidad expansiva y conectada a través de las representaciones seriadas es un hecho. Las series representan lo que somos más que ninguna otra forma de expresión. Y es en ese ‘somos’ donde radica la diversidad. En preguntar a seis profesionales cuáles han sido las mejores series extranjeras y españolas de este 2017 y qué esperan para el 2018 en un panorama sujeto a constantes transformaciones. Una manera de ordenar y ordenarnos. Porque pasamos mucho tiempo frente a una pantalla. Porque el poder de la ficción y sus repercusiones en la realidad global son más invasivas y profundas de lo que cualquiera elucida en la superficie.

Mujeres, acosos y ‘Twin Peaks’

Ha sido el año del regreso de ‘Twin Peaks’, de los escándalos sexuales, pero sobre todo, como comenta Concepción Cascajosa, ensayista, profesora de la Universidad Carlos III, y autora de ese libro esencial titulado ‘La cultura de la series’: «Creo que ha sido el año de las mujeres, que eso ya no se puede discutir, y ‘The Handmaid’s Tale’ es un ejemplo de ello. También han estado otras series como ‘Feud’ o ‘SMILF’, y creo que es una tendencia que irá a más». En los mismos términos se expresa Paloma Rando, de ‘Vanity Fair’: «Los premios y el favor del público han dejado claro a las cadenas y plataformas que hoy día en televisión triunfan los personajes femeninos complejos. ¿Estamos pasando de la época de los ‘Difficult men’, como bautizó el crítico americano Brett Martin, a la era de las difficult women? Es pronto para saberlo, pero todo apunta a que sí». El triunfo en los Emmy de ‘The Handmaid´s Tale’ y ‘Big Little Lies’ ayuda a consolidar esta fuerza femenina. Aunque la ficción seriada lleva un tiempo mostrando personajes femeninos protagónicos complejos y posturas feministas que son difíciles de encontrar en el cine. A la vez, pese al desequilibrio, también en la ficción seriada son mucho más importantes y relevantes las mujeres creativas que en el cine. “A nivel internacional el año ha quedado marcado por los graves escándalos sexuales que han trastocado muchas cosas y hundido a personas y series intocables. 2018 será clave para saber cómo han manejado el problema”, afirma Lorenzo Mejino, crítico de Series para gourmets. Por su parte, en cuestiones formales y narrativas, ‘Twin Peaks’ marca otro hito. «‘Twin Peaks’ está revolucionando el panorama audiovisual y, también y sobre todo, el crítico, al aparecer en el número uno de los tops de las mejores películas del año que publican las revistas cinematográficas», explica el crítico de En Plan Serie Enric Albero, para quien 2017 ha deparado «una cosecha excelente, pues no todo ha sido David Lynch. Ahí han estado ‘The Leftovers’, ‘The Deuce’ o ‘Mindhunter’; o el punto y final de dos obras tan importantes como ‘Girls’ y ‘Halt and Catch Fire’ e incluso ‘Manhunt: Unabomber’». No piensa lo mismo el guionista Carlos López (‘Tiempos de guerra’, ‘El príncipe’, etcétera), para quien «quizá ha faltado una gran serie ante la que caer rendidos unánimemente, pero la variedad de propuestas y géneros es apabullante. Esperemos que la vuelta de Alan Ball, Matthew Weiner y algunos más nos mantengan pegados a la pantalla».

Movistar + (y los demás)

A nivel nacional los seis profesionales están de acuerdo en que ha sido un año de cambio favorecido por diversos factores, como la irrupción de las producciones de Movistar+, «o el estreno de la primera serie de Netflix, ‘Las chicas del cable’, y la constatación de que se han consolidado apuestas más arriesgadas en las generalistas, como ha sido el caso de ‘La casa de papel’ (Antena 3)», expone Cascajosa. A su vez, la presentadora, guionista y crítica Isabel Vázquez asevera que debería ser el momento de que «no volviéramos a apalancarnos y que continuásemos arriesgando con historias diversas y producciones audaces». Porque si la entrada de las plataformas ha puesto el talento a trabajar y también ha provocado una marejada en las generalistas, 2018 debería ser, como dice Carlos López «el año de la confirmación de que esto es ya un avance imparable y de que estamos a punto de entrar en otra dimensión en la ficción española, mucho más competitiva y exportable que hasta ahora».

A excepción de ‘La zona’, de los hermanos Sánchez-Cabezudo, no hay ninguna coincidencia en la lista. Esto se puede leer desde distintas perspectivas, pero, como advierte Albero, «es evidente que el camino a seguir (a nivel creativo, de duración, de consumo) lo marcan series como ‘La zona’». No solo en los canales de pago, también en las generalistas. El único que se muestra más cauto es Mejino para el que «ha sido un año de transición donde se están levantando muchas expectativas. Veremos si se confirman o no, con el grueso de los nuevos estrenos, y poder valorar si existe un cambio verdadero a nivel creativo». Se produzca o no, parece que el camino, el único, pasaría por apostar por una ficción de calidad, no solo en las plataformas de pago, también en las generalistas, pues «han cambiado también los hábitos de consumo, cada vez hablamos menos de piratería y más de un consumo global de ficción», opina López.

Las ganadoras

Todo es global y no lo es. Se aspira a ello desde parámetros locales y propuestas amplias que buscan conectar y expandirse. Todas las series seleccionadas por los especialistas cuentan con niveles artísticos, son complejas y analizan nuestro presente, independientemente de que se trate de distopías como ‘The Handmaid’s Tale’ o retraten otras épocas como ‘Feud: Bette and Joan’ o ‘Mindhunter’. Todas y cada una son visiones que manifiestan las ramificaciones de esta dimensión global amparada por los avances tecnológicos. No se puede negar la geopolítica de la series, como afirma Dominique Moïsi, pues se han convertido en el mayor referente cultural para explicar el mundo. Y este es el elemento que las vincula a todas, que las hace relevantes hoy día: hablar de la corrupción, la reducción de derechos, los acosos sexuales, los comportamientos violentos… la confusión de un mundo con un futuro incierto que las teleseries seguirán representando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos