'Maltese'. Apuntes sobre fantasmas y corrupción

Fotograma de la serie italiana 'Maltese', que bucea en el mundo de la mafia y las drogas. /SUR
Fotograma de la serie italiana 'Maltese', que bucea en el mundo de la mafia y las drogas. / SUR
Sur en serie

La serie italiana que puede verse en Sundance TV es un magnífico policiaco que expone los lazos entre la mafia, la política y la banca

MIGUEL ÁNGEL OESTEMálaga

Uno. Con las series sucede como con el cine o la literatura o cualquier manifestación cultural, es decir, hay creaciones que parecen secretas, que apenas se difunden y, por tanto, de las que apenas se habla a pesar de su indudable calidad. El verano pasado ocurrió por ejemplo con 'El jardín de bronce', ahora sucede con esta miniserie italiana titulada 'Maltese. Il Romanzo del Commissario'. Hay otras, por supuesto. Series que casi no se promocionan; de ahí que sean los títulos que se deben recomendar, porque además en su dimensión clásica, 'Maltese' es una apuesta segura, un magnífico serial.

Dos. 'Maltese. Il Romanzo del Commissario' creada por Leonardo Fasoli y Maddalena Ravagli, que han escrito guiones de 'Gomorra', y dirigida por Gianluca Maria Tavarelli para RAI 1, se inserta junto a otras extraordinarias series italianas (la citada 'Gomorra', 'Romanzo Criminale' o 'El pulpo') que hablan del mal, la violencia, la corrupción y la mafia que anidan en la sociedad, al igual que 'Cosecha roja', la seminal novela de Dashiell Hammett.

Tres. historia se sitúa en 1976. Empieza en Roma con una secuencia de acción competente a ritmo de rock que muestra la cuidada ambientación y dirección artística bajo una fotografía de grises y sepia que favorece la melancolía e incertidumbre de un mundo hostil. Un mundo poco optimista, con escasa capacidad para la felicidad, en el que incluso sobre los momentos cotidianos, familiares, aparentemente intrascendentes, planea siempre (o casi siempre) un aire desasosegante, de peligro que no deja tiempo a la relajación.

Cuatro. Tras la potente secuencia de apertura que sirve para definir y retratar al protagonista, tanto en acción, como después con su superior, Darío Maltese (Kim Rossi Stuart), comisario de narcóticos en Roma, viaja a Trapani (Sicilia) a la boda de su mejor amigo, lugar donde nació Maltese, pero del que se marchó siendo joven por conflictos como mínimo difusos. La teleserie acoge un género muy televisivo, el policial, a través de la investigación de un asesinato que poco a poco se va enmarañando y creando toda una red de violencia y muerte. A la vez, 'Maltese. Il Romanzo del Commissario' está veteada de rasgos sociales e históricos en dramas personales de distinta índole, como la de los fantasmas de la muerte del padre de Darío Maltese que encuentran su vínculo con la milimétrica trama y otras dudas que inciden en el mundo deshonesto que refleja.

Cinco. Al igual que otras series que retratan el pasado, esta no obvia los lazos con el presente. Es una propuesta que se inserta en una evidente dimensión clásica: 1) el comisario atormentado por el pasado, de hecho, Maltese es asaltado por las pesadillas de la muerte del padre; 2) el mismo Darío Maltese está separado de su mujer norteamericana y tiene una hija a la que apenas ve; 3) regresa a Trapani para resolver el asesinato de su amigo, regreso que le enfrenta a los recuerdos, a sí mismo, a una ciudad infecta que no es la que conoció y a nuevas relaciones con los personajes de la fotógrafa Elisa (Rike Schmid) o el periodista Mauro (Francesco Scianna); 4) la investigación marca la estructura del serial e introduce elementos emocionales en el que cada conexión está justificada con sentido, desarrollando relaciones adultas y medidas en tono y ritmo mediante una planificación de plano contra-plano tradicional.

Seis. El uso de exteriores potencia los contrastes entre las diferencias sociales de Trapani. Pero lo hace sin subrayar, en comunión con la trama, con los elementos que toma del policial, del drama familiar e incluso del western. Y lo hace con elegancia, como la que derrocha el comisario. Hay unas imágenes que se repiten y que en cierto modo condesan no solo la serie, también el cambio que se produce entre un mundo pasado con sus conflictos y un mundo del que ya se ha apoderado la violencia y el miedo, un mundo corrupto, en el que la mafia, los bancos y los políticos pudren la sociedad. Es un plano general de Darío Maltese mirando el mar revuelto con la ciudad desenfocada al fondo, un plano que corta a otro más cerrado, con un primer plano del comisario, en el que el mar violento cobra más relevancia. Entonces, desde este plano, la cámara panea hacia la derecha desapareciendo del plano el comisario para encuadrar la ciudad al fondo con las olas. Unas imágenes que definen el sentir de 'Maltese. Il Romanzo del Commissario', ese sentir de que las cosas ya no son como antes, como en la infancia y la juventud cuando se desconoce el mundo tal y como es, de que el mundo cambia a peor, de que es un mundo sin puntos de referencia, por mucho que el comisario lo mire y busque esas referencias que encontraba antes.

Porque como verbaliza el comisario en el ecuador de la serie: «Cuanto más ahondo en este asunto, más ganas tengo de vomitar». Y porque el sentido de la novela de Lampedusa está presente en la teleserie, aquello de que todo cambie para que nada lo haga, aunque haya personajes como Maltese y su brigada o periodistas como Mauro que se resisten, que se meten en las inmundicias de una ciudad que niega la mafia, las drogas, los vínculos entre el poder y la caterva que llega hasta Estados Unidos. Quien quiera ver un buen policial con personajes adultos y un discurso humano, 'Maltese. Il Romanzo del Commissario' es su apuesta.

Estrenos

MOVISTAR. El 25 de mayo llegó la nueva serie de producción propia de Movistar, 'Matar al padre' de Mar Coll. Una miniserie de cuatro episodios de cincuenta minutos, protagonizados por Gonzalo de Castro y Marcel Borràs, que se estrenó en el pasado Festival de Cine de Málaga. Mar Coll había ganado la Biznaga de Oro con su primera película, 'Tres días con la familia'. Cuenta la vida de Jacobo Vidal, abogado de profesión, hombre despótico y autoritario determinado a controlar todos los aspectos de su existencia y la de sus hijos, Tomás y Valeria. Padre obsesivo y disfuncional, no duda en doblegar cualquier obstáculo que se interponga en el bienestar de su familia para encajarlo a la fuerza en su propia visión del mundo, convirtiendo a sus hijos en víctimas de un exceso de amor paterno.

HBO. El 4 de junio llegará 'Pose', el drama musical creado por Ryan Murphy ('Feud', 'American Crime Story', 'Glee'…). Ambientada en 1986, recrea la escena cultural y social de Nueva York, la llegada del lujo, el glamour y el ambiente LGTB. Una serie que promete riesgo y que un mundo y sin prejuicios para latinos, negros, homosexuales en una ciudad en plena efervescencia. Entre el elenco se encuentran Evan Peters, Kate Mara y James Van Der Beek. La primera temporada constará de ocho episodios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos