Juanjo Cardenal, el sabio de 'Saber y Ganar'

Su papel es fundamental, puesto que de él depende que los concursantes puedan responder al mismo número de preguntas. Eso sí, asegura que no ansía sustituir al inmortal Jordi Hurtado en el buque insignia de La 2

Juanjo Cardenal, el sabio de 'Saber y ganar'
Juanjo Cardenal, el sabio de 'Saber y ganar' / SUR
MIKEL LABASTIDAMadrid

Este año se cumplen 20 años de la primera vez que escuchamos la voz de Juanjo Cardenal formulando una pregunta en 'Saber y ganar'. Desde entonces, ha realizado alrededor de 225.000, que se dice pronto. De ciencia, de cine, de música, de geografía o de álgebra. Su papel en el concurso de La 2 le ha hecho merecedor de apodos como 'La voz', 'El invisible' o 'El sabio'. Desde un lugar secundario, forma parte de la historia de la televisión por su participación en uno de los espacios más longevos de este medio. Y lo ha hecho al lado de otros personajes absolutamente imprescindibles de la pantalla, como son la simpar Pilar y el inmortal Jordi Hurtado.

En la tele había sido cocinero antes que fraile. Bueno, lo de cocinar es un decir. Lo que realmente hacía antes de convertirse en una enciclopedia andante era dirigir y presentar noticieros -estuvo en RCN en Colombia y se puso al frente de TeleElx-, y condujo espacios como 'Musicmots' o 'Cerca de las estrellas'. Con Hurtado ya coincidió en 'Si lo sé no vengo', el concurso de TVE en los años ochenta en el que los participantes debían ir respondiendo cuestiones mientras pasaban por todo tipo de pruebas. Ahí ya pudo comprobar que lo de preguntar se le daba bastante bien.

Y eso que él estudió Filosofía Pura y Arte Dramático. Lo del teatro no le venía de familia. De hecho, su padre era médico. Pero a él la vocación le llevó hasta un escenario y fue así como más tarde puso a actuar su voz, que es la que le da de comer desde hace más de dos décadas. Normal que la cuide como a la niña de sus ojos. En una entrevista confesó que en pleno verano, cuando en el plató ponen el aire acondicionado (sobre todo, por el bien de los que tienen que soportar el calor bajo los focos), se lleva el anorak y una braga para protegerse.

Con Hurtado ya coincidió en 'Si lo sé no vengo', el concurso de TVE en los años ochenta

«Allí arriba hace mucho frío, yo prefiero aquí, con luz y calor», dijo cuando decidió salir del anonimato. En pocas ocasiones ha causado baja. En 2011, durante mes y medio le sustituyó Jordi Royo como voz en 'off'. En marzo de 2012 volvió a pasar. Todo el mundo tiene paréntesis en sus currículums. Incluso los personajes secundarios.

En el décimo aniversario del programa de La 2 mostró por primera vez su cara, se desvelaba así el segundo secreto mejor guardado de 'Saber y ganar' (el primero, ya saben, es el de la perpetuidad de Hurtado). Después, ha hecho apariciones estelares en el programa de Buenafuente y en distintas entrevistas en periódicos. Además de voz, tiene rostro, por si alguien lo dudaba.

Le tocó ir a septiembre

«No me soporto a mí mismo, así que imagínese aguantar una segunda existencia», sentenció el sabio cuando le preguntaron qué personaje histórico le hubiera gustado ser. Puestos a elegir, él hubiese deseado compartir espacio con el pintor Francis Bacon. Su palabra favorita no está en el diccionario, es virula. Y viene de virulento. ¿Su asignatura pendiente? Lo de cantar parece que no es lo suyo. Algún cate más -de asignaturas clásicas- tuvo de joven. Él no fue nunca magnífico, ni primero de la clase. Y le tocó ir a septiembre en más de una ocasión.

Se encuentra a gusto con su papel en televisión. No necesita más protagonismo ni investigar en otras parcelas y eso que jamás imaginó que aquel pequeño espacio estrenado en 1997 iba a aguantar tanto en emisión. «El segundo o tercer año ya pensábamos que en cualquier momento el programa podía caer de la parrilla», ha confesado en alguna ocasión. Que un concurso dedicado a la cultura y en el que las cantidades que se pueden ganar son tan pequeñas (en comparación con los botes que se entregan en algunos hermanos suyos, como 'Pasapalabra' o 'Boom') perdure tanto es digno de estudio. Alguna tesis debe de circular por ahí.

¿Participaría en 'Saber y ganar'? A veces ha confesado que no. Es más, si no formase parte, quizá ni lo vería. Si le dan a elegir, su prueba favorita es 'La pregunta caliente', aunque asume que haría mejor papel en 'La calculadora' y 'El reto'. PRO: Que ejerce su profesión con capacidad y aplicación relevantes. Profesional.

Fotos

Vídeos