LA GUERRA DE LAS PANTALLAS

BOQUERINI

Estamos asistiendo al inicio de una nueva guerra. No se asusten, esta no es con bombas, ejércitos y armas, pero, como todas las guerras, en el fondo es por motivos económicos. La pantalla grande contra la pequeña pantalla. La guerra de las pantallas. Hasta hace poco, el cine era para verlo en el cine, como decía un afortunado 'spot' que en los 80 se veía en las salas de proyección, y, si la televisión quería emitir películas, se tenía que adecuar a unos determinados plazos (después se les llamó 'ventanas') para no limitar sus trayectorias comerciales en los cines. Y las televisiones, además del resto de formatos, tenían en el terreno de la ficción las series, que nunca iban a los cines. Además, las televisiones podían producir filmes para su consumo propio, las 'tv movies' o los 'estrenos tv', como se les llamó aquí. Telefilmes cutres (como esas infames producciones alemanas que TVE y Antena 3 se empeñan en emitir los fines de semana). Y aunque podían surgir escaramuzas, la paz entre cine y televisión parecía asentada.

Pero ahora las nuevas plataformas digitales se han lanzado a producir largometrajes de grandes presupuestos que en ningún caso pasarán por los cines. Películas para consumo propio, que los aficionados no abonados a ellas (y es imposible estar abonados a todas a la vez) se quedarán sin ver o tendrán que esperar a su edición en DVD y Blue Ray. Como 'Fe de etarras', de Borja Cobeaga, que solo se verá en Netflix. Las plataformas dicen que con la progresiva desaparición de salas de exhibición (ya no solo los pequeños pueblos sino también las ciudades medias se han quedado sin cines), estas películas creadas para ellas tienen mucha mayor difusión que si fueran a los cines.

Y ahora las tradicionales salas de exhibición han empezado el contraataque. De momento de forma tímida, poniendo series (o capítulos de estas) en festivales de cine. El Festival de San Sebastián exhibirá, en sección oficial fuera de concurso, los dos primeros episodios de 'La peste', la serie de Alberto Rodríguez, el creador de 'La isla mínima' o 'El hombre de las mil caras', que se emitirá este otoño por Movistar +. Y el Festival de Cine Fantástico de Sitges estrenará además el episodio piloto de 'La zona', de Jorge y Alberto Sánchez Cabezudo ('Crematorio'). De momento, batallas en las que se juegan muchos millones. Veremos cómo evoluciona la guerra.

Fotos

Vídeos