'GH', ¿Y AHORA QUÉ?

YOLANDA VEIGA

Hugo se emocionaba el jueves al pensar que es «el primer uruguayo en ganar 'Gran Hermano'». La cuestión del origen no ha tenido mayor trascendencia en su concurso pero en el momento emotivo se acordó de las raíces (de foto la cara que se le quedó al segundo, Rubén, que no nos explicamos cómo llegó tan lejos, por cierto). Más emocionada o más estaba Yangyang porque ya era «famosa». Claro que su fama se aventura efímera y más que discreta porque esta ha sido la edición menos vista de 'Gran Hermano'. La final la vieron poco más de millón y medio de espectadores, una anécdota comparados con los nueve millones que se engancharon a la primera edición. Aquello merecía un estudio y la debacle de este año, otro.

Horas antes de la final del jueves Jorge Javier Vázquez entonaba el 'mea culpa' y se atribuía la parte de responsabilidad que le corresponde en la bajada de audiencia. No lo hace mal pero 'GH' está tan íntimamente ligado a Mercedes Milá que no tiene sustituto. No es problema de los demás, es que 'GH' es ella. Hay que felicitar a Jorge Javier por haberse hecho cargo del marrón y aunque lo ha hecho más que bien no debería repetir. De hecho, lo poco que se sabe del incierto futuro de 'GH' apunta al regreso de Milá. También parece que le van a dar un descanso al programa, que es un remedio que ha funcionado estupendamente con 'Operación Triunfo' y que podría valer también para el 'reality' de Telecinco, que este año ha acusado un serio desgaste. Se notaba hasta en el plató, más triste que nunca, menos bullicioso. Con exconcursantes que apenas intervenían y a los que se les han hecho las entrevistas más cortas de la historia. Se acaba de terminar el concurso y no nos acordamos ya ni de la mitad. Así que por ese lado hay que hacer también un diagnóstico.

Más allá de la presentadora y de los años, el casting sigue siendo la clave de un 'reality' como éste y este año el casting, pese a que metieron a cien, no ha resultado. Telecinco no se va a conformar con un cierre discreto del que ha sido uno de sus buques insignia. El ingenio que siempre le han puesto al concurso para innovar cada año debe volcarse ahora en preparar un regreso que funcione.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos