Cómo nos influyen las series

Portada del ensayo./
Portada del ensayo.
Sur en Serie

Dominique Moïsi afirma en un ensayo que este tipo de producciones se ha convertido en el mayor referente cultural para explicar el mundo

M. A. OESTE

En este mundo globalizado vivimos en la época de las series de televisión.

Han pasado a ser el mayor referente cultural de una sociedad ávida de explicarse y encontrar claves a la confusión reinante. «¿Es posible hoy en día comprender de verdad las emociones del mundo ignorando las series televisivas?», se pregunta Dominique Moïsi en el ensayo publicado por Errata Naturae, ‘Geopolítica de las series o el triunfo global del miedo’. Para Moïsi, experto en relaciones internacionales, colaborador de ‘The New York Times’ y otros periódicos de referencia(s), la respuesta está muy clara, pues el mundo se explica, mejor que de ninguna otra manera, desde la influencia de las series sobre la realidad. Para él los guionistas de las series se han convertido en los mejores analistas de la(s) sociedad(es). Unas series que «se han convertido tanto en indicador de los debates que agitan nuestras sociedades (nuestro tiempo) como en el espejo que nos devuelve a nuestros miedos y nuestras esperanzas, por desgracia más lo primero que lo segundo».

Estamos ante un ensayo asequible para todo tipo de lector, que interesará no solo aseriéfilos o los interesados en la geopolítica, sinoa cualquier persona atenta a las transformaciones del mundo y al avance del miedo desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. «Lo que se desplomó con las Torres Gemelas es nuestro optimismo, nuestra fe en el porvenir. El discurso se ha vuelto más sombrío y los personajes, más negros», explica Moïsi. Elementos que las series captan a la perfección en la certera radiografía que hacen de las sociedades. No es extraño que los periódicos más importantes hayan dedicado espacios permanentes a las ficciones televisivas. A partir de cinco series –‘Juego de tronos’, ‘DowntonAbbey’, ‘Homeland’, ‘House Of Cars’ y ‘Occupied’, aunque también se apoya en otras, como ‘El ala oeste de la casa blanca’ o ‘TheAmericans’– Dominique Moïsidisecciona la ansiedad y desesperanza de nuestro presente estableciendo proyecciones eficaces.

Lo hace, no para recrearse en los fangos morales que pisamos, sino como modo de recuperar un optimismo y una cordura que parece velada tanto en la realidad como en la ficción. De hecho, el estimulante libro de Moïsi –editado con gusto, seña de las ediciones de Errata Naturae– es una lectura placentera, que conecta con la naturaleza humana desde perspectivas opuestas, al tiempo que abre distintas vías de compresión de un mundo complejo y confuso.

Fotos

Vídeos