FERRERAS POR FERRERAS

MIKEL LABASTIDA

Al programa de Buenafuente en Cero acudió el Ferreras original, el de 'Al rojo vivo', el que aparece cuando menos te lo esperas en La Sexta y te monta un especial, el que no descansa para dedicarse al 'pe-rio-dis-mo'. Reconoció sentirse a gusto con el personaje que se ha creado en torno a él, con las bromas sobre si no duerme o el énfasis que le pone a cada información. Incluso confesó que en casa sus hijos hacen chistes sobre la forma en que se dirigen él y su pareja en antena, Ferreras y Pastor. Por si no tuviéramos poco con uno, en el 'Late-Motiv' también estuvo el otro Ferreras, el que lo imita normalmente. El que le tiene pillado el tono y toda clase de gestos. «Exclusiva, exclusiva», decía el Ferreras de pega. «Hoy, en el sofá, estamos viendo a Antonio García Ferreras y tiene piernas», añadía, para regocijo del Ferreras real.

Lo que no cabe duda es que el presentador de La Sexta se ha convertido en un personaje, con sus tics reconocibles, con las frases que todo el mundo repite, con los aspavientos con los que le imitan. Él lo sabe y lo potencia. Y lejos de disgustarle sabe que es la manera de calar en el público, de que los espectadores se acuerden de él, de que en definitiva lo busquen en pantalla y lo hagan líder de audiencia.

Empezó perdido por un canal de la TDT de La Sexta y ha acabado erigido en columna vertebral de una emisora que se distingue por las coberturas informativas. Apenas tiene competencia en esa parcela. Cada vez que sucede algo importante consigue la atención del espectador. Y a partir de ahora va a tener aún el campo más libre. Cuatro ha anunciado que retira su programa matinal, en el que se ocupaba de la actualidad. Lo extraño es que con él obtenía buenos datos, que si bien no superaban a Ferreras sí estaban por encima de la media de la cadena. Hay quien apunta que es un guiño de Mediaset al Gobierno, para ser lo menos molestos posible. Lo que es una pena es lo de Cuatro, que no encuentra rumbo ni tiene ninguna seña de identidad verdadera. Ahora se queda sin el único espacio que le funcionaba. Se va por la cobertura del Mundial de Rusia pero no parece que vaya a regresar. Y mientras tanto Ferreras campando a sus anchas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos