«Al espectador le gusta la emoción»

Juanra Bonet, presentador de '¡Boom!'. :: atresmedia/
Juanra Bonet, presentador de '¡Boom!'. :: atresmedia

Juanra Bonet vuelve a recibir en '¡Boom!' (A3) a los 'Rockcampers', los concursantes que ganaron el mayor premio de la televisión en España

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Juanra Bonet (Barcelona, 1974) lleva casi cuatro años enredado entre cables de colores y bombas. El presentador de '¡Boom!', el concurso que emite Antena 3 de lunes a viernes (a partir de las 20.00 horas), vivirá el regreso la semana que viene de los 'Rockcampers', el equipo de concursantes que se llevó un bote de 2.326.500 euros, el mayor premio que se ha entregado nunca en la historia de la televisión española. Además, Bonet hará un cameo en la serie 'Cuerpo de élite', en la que interpreta al líder de una importante familia acusada de corrupción.

- ¿Cómo ha sido volver a ver a los 'Rockcampers' de nuevo en el plató?

- Me ha hecho mucha ilusión y también tenía mucha expectación, son unos de los cerebros más poderosos que han pasado por este programa. Creo que van a saltar chispas porque se enfrentan a otro equipo mítico, 'Los Lobos'.

- ¿Les ha cambiado la vida ganar el mayor premio de la tele en España?

- Yo les he visto igual que siempre, aunque estoy seguro que cuando consigues un premio de tantísimo dinero te quitas de encima muchos problemas... Si no surgen problemas nuevos, claro (risas).

- ¿Se les coge cariño a los concursantes?

- Cuando llevan mucho tiempo da pena despedirte de ellos, pero si un equipo se va es porque ha ganado el bote o porque hay un equipo mejor, y son dos motivos para estar contento. Cuando se fueron 'Los comanches', el primer equipo que se mantuvo durante muchos programas pensamos «¿y ahora qué?», pero siempre nos enamoran los relevos. ¡La vida misma!

- En julio cumple 4 años en '¡Boom!', ¿nota cierta rutina?

- Ten en cuenta que cada tarde tenemos a cuatro concursantes nuevos, que no conocemos de nada y tienen cada uno su vínculo familiar, de amistad, profesional... Es muy difícil sentirse como en una oficina, además el equipo rota porque compartimos cámara y técnicos con Arturo Valls ('Ahora Caigo', misma cadena). Lo único que podría aburrir del programa sería yo.

- ¿De pequeño también jugaba con cables de colores?

- Me encantaba abrir cosas, todavía recuerdo la cara que puso mi madre cuando abrí el tocadiscos para ver lo que tenía por dentro. Me llevé una decepción cuando vi que era solo una correa con un motor, pensaba que tendría algo más debajo del plato grande.

- ¿Lo logró recomponer o se llevó un castigo?

- (Carcajada) Qué va, era un mecanismo muy sencillo, hasta un niño podía recomponerlo.

- ¿Por qué gusta tanto ver sufrir a los concursantes?

- No creo que les hagamos sufrir, pero con el líquido de las bombas o las trampillas se crea emoción, que es lo que le gusta al espectador, porque el concursante tiene tensión real, juega como si fuera un niño. Ese susto ayuda, aunque el líquido sean polvos de colores, si no fuera así no interesaría tanto. En 'Pasapalabra' (Telecinco) nadie se mancha, pero la emoción es que al concursante se le acaba el tiempo.

- ¿Qué tal se lo ha pasado en 'Cuerpo de élite'?

- Me lo he pasado pipa. El personaje estaba muy bien escrito y había muy buen rollo con los compañeros, me entendí a la primera con Canco (Rodríguez) y Cristina (Castaño). Tenía muchas ganas de actuar en ficción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos