Megan Montaner: «No soy esclava de la moda»

Interpreta a Elena, uno de los nuevos rostros de 'Velvet Colección', la nueva etapa de la serie de Antena 3 en Movistar +.«Llego con miedo y nervios», confiesa

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Las galerías de 'Velvet Colección' volverán a abrir sus puertas, esta vez en Movistar+, que compró la serie a Antena 3 y la estrenará el próximo 22 de septiembre en su canal #0. Entre los nuevos rostros de la ficción está Megan Montaner (Huesca, 1987), que interpreta a Elena, una diseñadora que quiere implantar el bikini en nuestro país a principios de los años setenta.

- ¿Cómo es Elena, su personaje?

- Ella llega a 'Velvet' a revolucionar el cotarro. Es muy enérgica, trae muchas ideas a la empresa, sobre todo la de implantar el bikini, que está triunfando fuera. Al mismo tiempo, viene a sacarse una pequeña espina que tiene clavada: al personaje de Fernando Guallar le dejó tirado en el altar y ahora quiere intentar reconquistarle.

- ¿Son los nuevos Ana y Alberto?

- Está claro que es otra historia de amor, pero quiero pensar por mi bien como actriz que no va a ser lo mismo. Me gustaría hacer otra cosa después de esta temporada.

- La otra en el triángulo amoroso es Clara, el personaje de Marta Hazas.

- Creo que es algo interesante, que se vea un forcejeo entre dos leonas está muy bien. Pero el personaje de Elena no entra a la trama siendo mala, incluso tiene admiración por Clara.

- ¿Cómo fue la llegada para usted?

- Muy bien, ha sido como volver con la familia porque a muchos de ellos les conozco de antes, pero, a la vez, con miedo y nervios. Esta serie lleva mucho tiempo triunfando y los espectadores han empatizado con muchos de los personajes, ¡a ver si de repente llegamos los novatos y les vamos a hundir el barco!

- Están rodando durante el verano, ¿cómo se va a organizar?

- Saliendo a la una de la tarde a recoger a mi chiquitín, como puedo y como me dejan.

- ¿Cómo ha sido la experiencia?

- Llevo dos meses y medio siendo mamá y es increíble. Por mucho que la gente te diga que es una pasada, hasta que no lo eres no lo entiendes, te cambian hasta las prioridades. Afortunadamente, ahora se pueden ceder las bajas maternales y me puedo organizar con mi pareja.

- ¿Cree que le han hecho este personaje a medida?

- Me imagino que han pensado en mí, aunque no lo tengo muy claro. No seguía la serie antes y ahora es cuando estoy haciendo los deberes. Llego a mi casa y me pongo a ver 'Velvet'.

- ¿Qué le parece la moda de la época?

- Hemos pasado por muchas pruebas y ha sido un caos, pero es una época muy femenina para la moda, muy colorida, y ahora me veo estupenda.

«Lo que pedimos todos»

- ¿Se ve reflejada en fotos de su madre?

- Claro, sobre todo en los pendientes grandotes. Me recuerdan especialmente a mi abuela, esa mezcla entre dolor por la sujeción de la pinza cuando me los ponía y lo bonitos que eran.

- ¿Es seguidora de las tendencias de moda?

- Bueno, al final consumes lo que la sociedad te está dando en ese momento. Pero no soy una esclava de la moda, visto lo que me apetece vestir.

- ¿Echa de menos ser la protagonista absoluta de una serie?

- Cuando estás de protagonista es muy bonito todo, pero no compensa en calidad de vida por el trabajo, sobre todo ahora, con el niño. No sé si me hubiera podido permitir un papel así con la cantidad de trabajo que eso supone.

- ¿Se nota el cambio a Movistar?

- De momento no lo estoy notando, sé que quieren reducir a cincuenta minutos la serie, pero todavía no sé cómo lo van a conseguir. Así será más fácil venderla internacionalmente, porque ese es el formato de ficción que se lleva fuera de España.

- ¿Qué le apetecería hacer después?

- Me encantaría poder organizarme para tener algunas vacaciones y disfrutar de mi vida y mi ambiente. Y luego, lo que pedimos todos: un buen guion, un buen personaje y un buen director para el siguiente proyecto.

Fotos

Vídeos