Distopía

JOSÉ ENRIQUE CABRERO

Treinta y cinco minutos después, nos quedamos sentados en el sofá mascullando la decisión. ¿Qué carajo hubieras hecho?, nos preguntábamos en silencio. El capítulo había terminado y cada uno nos pusimos a recoger nuestra zona de la mesa, apilar los cojines, bajar persianas, ya saben, el protocolo habitual antes de irse a dormir. Solo que esta vez, antes de cerrar los ojos, ella no me dio las buenas noches:

- ¿Tú quién serías?

- ¿Quién?

- Sí, de los cuatro que están dentro del bar. ¿Quién serías? ¿La chica que se emociona, el joven pasota, el viejo pasado de vueltas o el camarero asombrado? ¿Quién?

- Puede que la chica -respondo.

- Yo no lo sé... En fin, buenas noches.

'Distopía' es, probablemente, una de las mejores series que ha dado la ficción nacional en los últimos tiempos. La han llamado la 'Black Mirror' española. Pero creo que el piropo -piropazo- se queda corto. Porque mientras que la serie británica busca en la tecnología el gancho para narrar, 'Distopía' busca la inspiración en lo más profundo -lo más hondo, lo más cruel, lo más natural- del ser humano. En su alma.

El primer episodio de 'Distopía' se titula 'Ciudadanos'. Koldo Serra ('Guernika') dirige con talento la creación de Virginia Llera, Jesús Mancebón y Manuel Sánchez Ramos. Una creación que camina sobre los gigantes hombros de un elenco de actores fabulosos. ¿De qué va? Unos tipos secuestran a un político corrupto, le plantan una cámara delante y lanzan vía Internet una sencilla pregunta para el pueblo: ¿vida o muerte?

Me encantaría hablarles del resto de episodios de 'Distopía'. Pero nadie la quiere emitir. Este piloto lo pueden ver en Filmin (ya es lo más visto de la plataforma). Y deberían verlo. Para su disfrute, claro. Y, también, para que la ironía no se cebe con la realidad: la mayor distopía sería no apoyar 'Distopía'. Queremos ver más. Por lo que pueda valer, aquí va mi más sincero, cariñoso y suplicante SOS: A ti, que te sientas en una silla de Netflix, HBO, Amazon, Google... A ti, que eres director de cine, jefe de productora, mecenas inquieto... A ti, que presides el Ministerio del Tiempo: creed a 'Distopía'. Dadle un empujón. Cambiad la historia.

Fotos

Vídeos