‘Counterpart’, de intrigas y dualidades

J. K. Simmons, protagonista de la serie ‘Counterpart’. /SUR
J. K. Simmons, protagonista de la serie ‘Counterpart’. / SUR
Sur en serie

La serie de espionaje, que se puede ver enHBO, es una atractiva ficción protagonizadapor un superlativo J.K. Simmons

MIGUEL ÁNGEL OESTEMálaga

UNO. A falta de un episodio para que finalice ‘Counterpart’, creada por Justin Marks para Starz (en España está disponible en la plataforma de HBO), se puede afirmar que es una de las series más estimulantes del primer trimestre de 2018. La serie ideada por Marks se mueve entre el thriller “conspiranoico” y especulativo, el género de espías y la ciencia ficción distópica retro estilo Guerra Fría, pero sin renunciar jamás a la vocación realista y a la lectura de la Historia Contemporánea y el presente.

DOS. El punto de partida de ‘Counterpart’ es el siguiente: hace treinta años unos científicos duplicaron la realidad. O, tal vez, la realidad se duplicó “sola”. Este desdoblamiento de la realidad se percibe como una superficie cristalina de agua con ondulaciones. Dos realidades a las que se accede por un puesto fronterizo subterráneo que da buena cuenta de la farsa de la diplomacia y sus podredumbres políticas, a las que las poblaciones de ambas dimensiones son ajenas. A pesar de que parte de un concepto de ciencia ficción, la serie se mueve en el terreno de la intriga y el espionaje desplegando una ingente cantidad de capas que bifurcan sus conexiones con nuestra Historia desde la Guerra Fría hasta hoy mismo.

TRES. Novelas como ‘El tercer hombre’ de Graham Greene o ‘El espía que surgió del frío’ de John Le Carré, junto a teleseries como ‘Fringe’ o ‘Homeland’ no parecen referencias gratuitas en la creación de Justin Marks. Pero ‘Counterpart’ se define por la estudiada correspondencia que se despliega entre la puesta en escena a base de líneas verticales y horizontales y las acciones y personalidades de los personajes. De todos ellos brilla con luz propia la composición de J. K. Simmons, que interpreta por partida doble a Howard Silk. En un lado es un funcionario gris que desconoce el funcionamiento del pliegue entre las dos realidades; en el otro es un cínico espía que trata de desentrañar una operación de infiltración de años.

CUATRO. El trabajo de Simmons es memorable no solo porque permite distinguir claramente si es uno u otro Howard simplemente por su lenguaje gestual. Lo es por la meticulosidad de los matices psicológicos que muestra, la habilidad y relación con los componentes formales y las distintas dimensiones. Si en el primer episodio el Howard gris que lleva 30 años en su trabajo rutinario le pregunta al otro Howard “¿por qué somos tan diferentes?”, a medida que la acción avanza la transformación de uno y otro se percibe como variaciones y permutaciones de un “mismo ser” distintas que adquieren connotaciones filosóficas y existenciales. El ‘versus’ o comparación entre ambos protagonistas es uno de los principales hallazgos de la serie.

CINCO. Si bien el punto de partida es esa duplicidad de dimensiones paralelas que evolucionan de manera parecida pero divergente, narrada con las formas del suspense mediante un juego de espejos, en realidad esta ficción serial tiene sus puntos fuertes en el vínculo de las formas simétricas de la puesta en escena con las nociones de identidad, individualidad, Estado, representación, circunstancias, genes adquiridos, permutaciones de la simetría, no en el concepto clásico como lo entendían los griegos y los romanos, sino en su vertiente moderna de los mecanismos de la naturaleza. Mecanismos que poco o nada se ajustan a los ideales clásicos de belleza y armonía.

SEIS. El doble, la dualidad, el fingimiento y las apariencias funcionan como contraposición de estilos en las dos dimensiones de una manera sutil. Estas cuestiones se vierten de un modo orgánico y entretenido. Esa radiografía que la serie hace tomando la Guerra Fría como espejo es la radiografía que también hace de la política y la utilización del poder. El uso de tonos de la foto, los modelos de vida, los avances tecnológicos, el miedo al contagio de las enfermedades y otras cuestiones en un lado y otro hallan su vínculo con los fantasmas y la paranoia del mundo actual.

SIETE. Lo relevante de ‘Counterpart’ no radica en su originalidad, porque tiene modelos de los que partir; tampoco quizá en la dicotomía que establece en el uso plástico de las formas, pero acaso en la apropiación de esos modelos literarios, seriales y fílmicos anteriores como manera de reescribirlos en nuestro presente, tan global y, sí, dual, desde una propuesta cultural destinada a mostrar la alienación reinante. Porque la creación de Justin Marks habla de que no se puede escapar de aquello que somos; de vivir otra vida que no es la tuya; de negar y desear; de no ver la realidad o ver aquello que uno quiere ver… del engaño como materia vital para vivir o, ya puestos, para sobrevivir. La mentira articula desde la simetría de la puesta en escena y los conceptos de la propuesta un camino hacia la construcción de la naturaleza humana. Las preguntas que están ocultas dentro de cada hombre y mujer y que parece que nadie quiere que te hagas. Y esto ‘Counterpart’ lo hace del modo más entretenido posible, desdoblando la propia narración con un ritmo preciso que maneja la tensión dramática que emerge del interior de las emociones y sentimientos de los personajes.

OCHO. Falta el décimo episodio que se emite hoy mismo para cerrar la primera temporada, aunque Starz ya ha firmado una segunda. Un episodio que a poco que esté narrado con el tempo, la elasticidad atmosférica, las capas reflexivas sobre la identidad y la existencia del séptimo y el noveno dejará está temporada en un sitio destacable.

Estrenos

- HBO España. Hoy, lunes 26 de marzo, se estrena ‘Trust’, serie antológica creada por Simon Beaufoy para FX que puede verse en HBO y que dirige Danny Boyle. La serie está basada en la familia Getty, magnates del petróleo. Centrada en la figura de John Paul Getty III. En 1973 el más joven de la familia es secuestrado por la mafia italiana, quienes piden un rescate millonario. Pero la familia parece no querer salvar al joven, la policía piensa que se trata de una broma y todo empieza a olvidarse. El reparto de ‘Trust’ está compuesto por Donald Sutherland, Brendan Fraser y Hilary Swank.

- HBO España. También hoy, 26 de marzo, se estrena ‘Barry’, creada por Bill Hader y Alec Berg. Además, Hader es también el protagonista de la serie que cuenta la peripecia de un exmilitar que trabaja ocasionalmente como asesino a sueldo. Un día recibe un encargo que le lleva a Los Ángeles, a Hollywood, y despierta en él su vocación por la interpretación. Bill Hader es conocido por haber sido durante ocho años uno de los actores principales de ‘Saturday Night Live’ y de haber participado en comedias como ‘Tropic Thunder’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos