El cantante checo, grave tras su ensayo

Mikolas Josef, ayer con collarín./
Mikolas Josef, ayer con collarín.

EUROVISIÓN.

Mikolas Josef, el representante checo en Eurovision y uno de los favoritos para ganar, ha iniciado su andadura en el festival de forma accidentada. El pasado domingo, durante los primeros ensayos en el Altice Arena de Lisboa, donde se celebra el certamen, se lesionó haciendo un salto mortal que mandó al cantante al hospital. Lo que parecía una simple contusión fue desmentida ayer por los primeros partes médicos, que tildan la situación de «grave» y hacen temer su participación, aunque dicho diagnóstico no ha trascendido. «Ni siquiera puedo caminar», explica él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos