Cambio de pilotos en 'Top Gear'

Matt Leblanc y Chris Evans, con el misterioso piloto 'The Stig'. :: discovery channel
Matt Leblanc y Chris Evans, con el misterioso piloto 'The Stig'. :: discovery channel

El programa más longevo de automovilismo en televisión llega a España de la mano de Discovery Channel. Lo hace con nuevos presentadores: Matt LeBlanc y Chris Evans

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

Coches de ensueño, competiciones y mucho humor. La cadena pública británica BBC ha variado poco la receta de su programa automovilístico más longevo, 'Top Gear', que lleva emitiéndose ininterrumpidamente desde 1977 con sus originales análisis de coches de gama media, baja y también de los que se alejan de los bolsillos de la mayoría de los espectadores. Ahora el formato llega España, con un año de retraso respecto a la emisión original, de la mano del canal de pago Discovery Channel (el sábado, a partir de las 22.00 horas) y lo hace con un nuevo plantel de presentadores: Chris Evans, que debuta en el formato en sustitución del polémico Jeremy Clarkson (anterior conductor del programa, que fue despedido en 2015 por golpear a uno de los productores), y Matt Leblanc, actor estadounidense conocido por su papel en la serie 'Friends'.

«Para mí era la oportunidad de ser parte de un programa que me ha encantado desde siempre. 'Top Gear' es algo más grande que lo que podamos ser Chris o yo. Este programa tiene un seguimiento gigantesco en todo el mundo, porque todos tenemos una conexión especial con los automóviles. Hombres, mujeres, ancianos y jóvenes. Todo el mundo tiene recuerdos asociados con los coches: tu primer paseo en ambulancia cuando te rompiste la pierna, sacarte el carnet de conducir o recoger a una chica en tu primera cita. Es especial», explica Leblanc, que asegura que no se sintió presionado por las expectativas que había puestas en esta nueva etapa del programa: «no podemos preocuparnos por algo que está fuera de nuestro control».

Además de llevar al límite coches que valen millones de euros, en esta nueva temporada volverán a poner en marcha retos que rozan lo absurdo pero hacen las delicias del público. Organizarán una carrera entre un tren y tres coches baratos, y otra entre Rolls Royce clásicos y modernos. Sin embargo, según nos explica su nuevo presentador, en el programa no sólo vamos a ver automóviles: «Esta temporada pasará por el programa una motocicleta, un dron y un paramotor en Marruecos, además de una lancha-taxi en Venecia», aclara LeBlanc.

- ¿Se ha acostumbrado ya a conducir por el lado izquierdo?

- Al principio fue complicado, sobre todo al cambiar las marchas, porque salía en cuarta en vez de en primera, y encima manejando la palanca con el brazo izquierdo. Pero cada vez se me hace más fácil.

- ¿Usted es de los que se sacaron el carnet a la primera?

- No, y eso que mi padre me enseñó a conducir con doce años su camión. Fíjate que me examiné en un AMC Javelin, un coche que incluso era más rústico que ese camión (risas).

- ¿Cuántos coches puede llegar a tener un actor de su talla?

- 20 o 30. Me acuerdo del primero que pude comprarme yo mismo, un Chevrolet Blazer de 1978, era un monstruo... Me encantaba.

Un filón sin límite

La llegada de ambos presentadores al formato se produjo en medio de una serie de protestas de seguidores de 'Top Gear' que no entendieron la marcha de Jeremy Clarkson, e incluso los directivos de la BBC llegaron a recibir amenazas de muerte. La llegada de Evans y LeBlanc atrajo a 4,4 millones de espectadores en su estreno, 600.000 menos que en el arranque de la temporada anterior, aunque sigue siendo un buen dato. Para la cadena pública británica, el formato sigue siendo un filón que genera 50 millones de libras al año (70 millones de euros) gracias a la venta de los derechos televisivos alrededor del mundo. 40 años después, los coches siguen estando de moda en televisión.

Fotos

Vídeos