Alba Flores: «Soy bastante guerrera»

Alba Flores es Nairobi./R. C.
Alba Flores es Nairobi. / R. C.

Alba Flores regresa esta noche con su personaje de Nairobi en los últimos capítulos de ‘La casa de papel’, el ‘thriller’ de Antena 3. «El espectador acabará llorando», asegura

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

El atraco más grande de todos los tiempos hace aguas por todos los lados. La banda de ladrones de ‘La casa de papel’ regresa esta noche a la parrilla de Antena 3 (a partir de las 22.30 horas) con sus seis últimos capítulos. Allí estará Alba Flores (Madrid, 1986), en el papel de Nairobi. Después, la actriz cambiará el mono rojo por el mono amarillo de las presas de ‘Vis a vis’ para la continuación de la serie en FOX, dos años después de su cancelación en Atresmedia.

Ya se acerca el final…

– Los seis capítulos que quedan son muy potentes, no hay uno en el que no pase alguna barbaridad, así de claro lo digo. Ha sido el rodaje más agotador que he vivido jamás, entre que tuvimos que hacer instrucción militar y que en seis meses hemos grabado algo que pasaba en diez días teníamos una exigencia de tener que estar todos muy vivos todo el rato, y esa intensidad agota.

¿Le hubiese gustado una segunda temporada?

– Lo que pasa es que ya no sería ‘La casa de papel’, sería otra cosa. Tendría que ser un ‘spin off’ de algunos personajes fuera, o planeando otro golpe.

¿Cómo va a dejar el final al espectador?

– Si al espectador le pasa lo que nos pasó a nosotros acabará llorando ¡a pucheritos! Eso era lo que nos pasó a nosotros a cada secuencia que grabábamos del último episodio. Teníamos que parar el rodaje porque era todo muy fuerte, además los actores hemos hecho mucha manada y esa fraternidad nos ha permitido sobrellevar la dureza del rodaje. Al final había mucha pena y mucho agradecimiento a los compañeros.

¿Habrá muchas bajas?

– ¿Tú qué crees?

Que sí.

– Yo creo que también (risas). Pero te voy a decir que yo, antes de leer el guion final, me imaginaba que íbamos a morir todos, pero no.

¿Qué cara se le va a quedar a Nairobi?

– Nairobi vivirá con mucha frustración este final, con un aroma de desesperación. La veremos romperse, varias veces, también armarse, ojo. Después de esto me encantaría hacer algo de comedia, fíjate.

¿Habría elegido otro final?

– Yo propuse miles de finales, me encanta acosar a los guionistas con ideas y alguna me compran. Quizá me hubiera gustado algo más radical, pero entonces ya no sería una serie para todos los públicos, sino algo más de autor.

¿Le compraron alguna idea para su personaje?

– Romper una lanza feminista, un poco. Yo tenía ganas porque en esta serie los hombres hacen unas barbaridades de la leche. Quería que Nairobi plantara cara a todo eso, y me lo compraron.

¿Se considera una persona reivindicativa?

– Soy bastante guerrera y eso luego se traspasa a los personajes. Pero para reivindicar hay otros canales.

¿Se ha llevado algo de recuerdo del personaje?

– Toda su bisutería, pero porque la puse yo. A mí me gusta participar en el vestuario y me lo permitieron. Hasta la peseta que llevo colgado, que me la compré en la Casa de la Moneda.

¿Le siguen dejando entrar allí?

– No lo he vuelto a intentar, así que no sabría qué cara iban a poner.

Ahora regresa a la cárcel de ‘Vis a vis’.

– Lo más novedoso es que llegaremos a una cárcel nueva, ‘Cruz del Norte’. Me dio la sensación, cuando leí los guiones, de que todo era como ‘Alicia a través del espejo’, que todo es muy parecido pero no es igual. Entramos en otra dimensión, con todos los elementos de ‘Cruz del Sur’, pero con otras reclusas que ya están partiendo el bacalao, unas presas pertenecientes a la mafia china. Así que ahora seremos las novatas.

No tan novatas…

– Bueno, pero estamos muy de capa caída (carcajada).

¿Cuándo empiezan el rodaje?

– En noviembre. Lo curioso es que ahora los capítulos duran 50 minutos y eso es otro mundo, toda la acción es más trepidante, se va mucho más al grano.

¿Será igual de atrevida?

– Yo creo que sí, no sé si más, pero desde luego seguirá con ese aroma surrealista, lo de matar con una horquilla, por ejemplo.

¿Cree que Saray, su personaje de ‘Vis a vis’, y Nairobi se parecen?

– Yo creo que solo se parecen por el hecho de que los interpreto yo. Hay un estilo común, pero son bastante diferentes, al menos he provocado que lo fueran. Quizá en Saray funcionaba la fuerza y he querido sostenerlo en Nairobi. Son caracteres ‘arrebataos’.

¿Le gustaría ver a Úrsula Corberó, su compañera de esta serie, en ‘Vis a vis’?

– A mí me encantaría para que tuviese trama con Saray (su personaje en ‘Vis a vis’). Si no es en esa ficción espero volver a coincidir en algo porque me he hermanado con ella y le quiero mucho.

Fotos

Vídeos