Diario Sur

LA SERIE DE NICOLE KIDMAN

Ha llegado a su ecuador la serie con la que Nicole Kidman ha regresado a la televisión. Desde los años 80 que no pisaba este medio, con la excepción del telefilme 'Hemingway & Gellhorn'. Pero como ahora hay que estar sí o sí en lo de las series ella ha buscado el título adecuado para subirse al carro. Y ha acertado. Y eso que a priori la elección podía suscitar dudas. Sobre el papel la miniserie 'Big Little Lies' parecía una especie de 'Mujeres Desesperadas', pero en lugar de en una urbanización, en un pueblo costero de California. Pero lo que se cuenta aquí es otra cosa. Las protagonistas están desesperadas, sí, y tratan de ocultar sus frustraciones ante unas vidas que no las están tratando como ellas esperaban. La familia perfecta no lo es, el marido perfecto no lo es, los hijos perfectos no lo son. Kidman para escoger anillos de diamantes no tendrá buen ojo -en los Oscar aplaudía raro para no dañar el que llevaba puesto- pero para elegir el proyecto con el que pasar por la pequeña pantalla ha estado más acertada.

Aquí da vida a Celeste Wright, una mujer reservada cuya vida parece sacada de una revista (rosa). Casada con el que parece el hombre perfecto dejó su profesión como abogada para cuidar a sus hijos gemelos. Parece feliz, parece satisfecha. Parece, pero no lo es. Tras las paredes de su casa la situación no es sencilla. Tampoco lo es para el resto de mujeres de la serie, una estupenda Reese Witherspoon, que interpreta a la típica madre que quiere estar en todos los fregados y se frustra cuando los acontecimientos no toman los derroteros que ella desea; o para una histriónica Laura Dern, que encarna a una exitosa profesional que es de las pocas en la villa que logra conciliar lo de ser madre y mantener su actividad laboral.

De cómo ser madre y de la manera de relacionarse con los hijos también habla esta ficción y de un modo bastante valiente. A todas ellas se une Shailene Woodley, que da a vida a una joven que llega a la población huyendo de un pasado que le atormenta. Busca un escenario favorable para su pequeño, pero este va a comenzar en la escuela con mal pie. Además de todo esto hay un crimen, pero eso interesa menos.