Diario Sur

LAS HAWAIANAS DEL PESCADOR

Para John Waters ser rico es la libertad de comprar cualquier libro sin mirar el precio. Con la tele pasa algo parecido. Tienes Movistar, pero llega Netflix y te haces. Disfrutas de 'Best of enemies. Buckley vs. Vidal', 'El último de los injustos', 'Chuck Norris vs. Communism', 'Amanda Knox' o 'Making a murderer' (ahora el lugar común es decir que los documentales son las nuevas series). Llega HBO y te haces también. Demonios, por 7,99 euros al mes... Y al final acabas como el Tío Gilito en su piscina de monedas. La mía es de libros y series. Ni aunque viviera eternamente en los horizontes perdidos de Shangri-La tendría tiempo de leer los que ya tengo amontonados o de ver las que están a mi alcance. De las nuevas en HBO ya disponibles en España por la vía legal, 'The Young Pope'. El joven Papa es Jude Law. El director, Paolo Sorrentino, con lo cual las mamarrachadas estetizantes están aseguradas. Pero mucho mejor que 'Las sandalias del pescador' de Anthony Quinn. Y el Papa mucho más guapo. En la serie, nada más levantarse, se calza unas hawaianas. Blancas, desde luego. Las hawaianas del pescador. El Papa en chanclas.

Las otras series nuevas (porque 'Juego de Tronos', 'Girls' o 'Veep' va a seguir emitiéndolas también Movistar) son la estupenda 'The night of', 'Westworld' o 'Divorce'. También 'Better Things', la 'Louie' femenina. Esta es de FX. Pero es que en el catálogo no hay sólo producción propia. Están las películas de Torrente. Y 'La gran belleza'.

Tanta oferta para acabar viendo Cubavisión (en Movistar). Claro que la televisión española era un coñazo cuando murió Franco, pero las cosas vistas en la televisión cubana son norcoreanas. Había leído la prohibición de decir buenos días, buenas tardes o buen lo que sea mientras dure el luto. Pero enseguida oí buenos días a una reportera. También escuché los alucinógenos testimonios de niñas que parecían estar hablando de Justin Bieber detrás de una valla. Y a una abuela diciendo que lo más difícil había sido decirle a su nieto que Fidel había muerto. No puedo parar de mirar. Que le den a Jude Law.