Diario Sur

La cámara que tira al monte

La cámara que tira al monte

  • 'Jara y Sedal', el programa dedicado a la caza y la pesca que emite La 2, cumple 25 años.«El valor que más prima aquí es el amor por la naturaleza», asegura su director

Hay programas de televisión que parecen llevar una vida entre nosotros. Muchos de ellos han sabido encontrar en La 2 un lugar cómodo, donde la supervivencia no está condicionada por el 'share' como ocurre en los canales privados. Es el caso de 'Saber y Ganar', 'Días de Cine', 'Documentos TV' o 'Jara y Sedal' (esta tarde, 18.00 horas), que acaba de cumplir 25 años en la parrilla de la segunda cadena pública. Este espacio de reportajes se estrenó en 1991 y nació, en palabras de los responsables de TVE de aquella época, como un proyecto pionero dirigido a cazadores y pescadores en particular y amantes de la naturaleza en general. Hoy en día sigue sin perderse una montería, descaste de conejos, campeonatos de galgos o la temporada de trucha.

No es la única peculiaridad de este programa. Su director, Álvaro Benavent, empezó siendo operador de cámara de 'Jara y Sedal' antes de convertirse en el máximo responsable del formato. Un ascenso poco corriente en la industria de la televisión española. «Fue después de un ERE de TVE hace nueve años, cuando muchos departamentos se quedaron temblando, entre ellos 'Jara y Sedal'. Nosotros perdimos a los dos directores que teníamos y los supervivientes me miraron a mí. ¡Fue un susto! (Risas), ¿cómo iba a ser yo el director? La única condición que puse es que quería seguir siendo también cámara», recuerda Benavent a este periódico. Ahora está al mando de un equipo de siete personas.

Lo que no ha cambiado mucho es el método de trabajo; «curioso», según su director. Cada programa semanal lo graban en cinco días, incluyendo los desplazamientos. «Nos levantamos a las cinco de la mañana, que es cuando se levantan los cazadores y pescadores, y volvemos al hotel a las diez de la noche. Hay que grabar la zona, las especies, los lances en sí. No es fácil porque la caza o la pesca no siempre es exitosa y nosotros hacemos reportajes de naturaleza a ritmo de noticias de informativos», explica. De hecho, la frase más repetida por los protagonistas de sus reportajes es «¡si hubierais venido una semana antes!». No siempre hay suerte.

«Por ejemplo, en la caza de la becada, que es un ave migratoria, tenemos que correr al lado del cazador y su perro. Es un infierno porque llegas con la cámara empañada y no ves nada. Y de repente 'pum', sale la becada y tienes que pillarla. Te puedes tirar dos o tres días andando por el monte y muchas veces no sale ninguna, o te tropiezas en ese momento, o te tapa el cazador. Con la pesca pasa un poco igual, aunque te vayas con el mejor pescador de España», rememora Benavent.

Críticas animalistas

Desde su nacimiento, el programa ha recibido críticas por parte de asociaciones animalistas y partidos políticos como PACMA y EQUO, contrarios frontalmente a la caza y la pesca. «Siempre nos hemos opuesto a los furtivos, esos no son cazadores, son delincuentes. El valor que más prima para nosotros es el amor por la naturaleza, dar a conocer lo que tenemos en nuestro país», defiende.

Aunque la audiencia de 'Jara y Sedal' no es espectacular (el viernes pasado el programa promedió un 3,3% de 'share' y 339.000 espectadores), sí cuentan con una audiencia fiel, en muchos casos de personas que nunca han cogido una caña o un rifle. «Gusta porque se ve mucha naturaleza y las imágenes están tratadas con mucho mimo. Debería haber más programas así», comenta el director. De hecho, desde Félix Rodríguez de la Fuente y sus programas, 'Jara y Sedal' es el formato que más ha contribuido a llenar el archivo de RTVE de imágenes de naturaleza.