Diario Sur

«Somos esclavos del 'share'»

Tomás del Estal, caracterizado del policía Blázquez. :: r. c.
Tomás del Estal, caracterizado del policía Blázquez. :: r. c.
  • Tomás del Estal es Blázquez, el particular Watson de 'Víctor Ros' (TVE).Ambos se han trasladado a Linares en busca del oro robado al Banco de España. «Lo hemos llevado a lo castizo»

Todo Sherlock Holmes necesita su Watson. Un personaje más mundano, que haga de contrapeso a las extravagancias de su compañero de aventuras. En el caso de 'Víctor Ros' (TVE, esta noche, 22.30 horas) este es Blázquez, el policía que interpreta Tomás del Estal. En la segunda temporada de la serie ambos han abandonado Madrid para investigar el robo del oro del Banco de España y se trasladan a la emergente Linares (Jaén) de finales del siglo XIX.

No solo ha cambiado el escenario en esta temporada.

Para Ros y Blázquez es muy curioso aparecer de golpe y porrazo en un lugar como la Linares de finales del XIX, con un compendio de personajes, una fauna curiosa que vive en el barrio donde nos movemos. Viniendo de Madrid, nos parecen bichos raros.

También hay un choque entre métodos policiales.

Estamos acostumbrados a llevar las investigaciones de una determinada manera, a seguir una serie de protocolos, y llegas aquí y no tiene nada que ver, tenemos que torear para conseguir los objetivos.

Sobre todo con el sargento Giralda (Paco Tous).

Exacto. Con Paco Tous ya había tenido la suerte y el placer de coincidir en 'Los Hombres de Paco', de la que se van a cumplir ahora diez años. Estuve en una trama en la que secuestrábamos a su hija (Michelle Jenner). También estuvimos en el '23-F', pero la película (risas).

¿Llevan mejor rodar en escenarios naturales en esta ocasión?

Lo llevamos bien, porque nosotros, a la hora de trabajar, nos valemos de los mismos mecanismos que si estuviéramos en plató. Aunque es verdad que con el chroma hay que echarle más imaginación. La diferencia creo que se nota más en posproducción que en la interpretación en sí.

¿Es lector de novelas detectivescas?

Sí, me encantan. Pero a la hora de construir este personaje me fijo más en el Blázquez de las novelas de Jerónimo Tristante que en las de Sherlock Holmes. Además, lo hemos hablado muchas veces con el autor; nuestra cultura está alejada de la de los ingleses, entonces lo estamos llevando más a lo castizo, a lo que ocurre aquí.

Sin embargo, Víctor Ros prefiere los métodos anglosajones.

Por supuesto, es un gran fan y adicto a esos métodos. Él es un adelantado a su época y tiene muchos paralelismos con Sherlock.

¿Cómo sería esa pareja de policías en la España actual?

Es que Ros es muy listo, yo creo que en la época actual seguiría estando por delante de los demás. En el caso de Blázquez, es un policía más primario, que siempre tiene los pies en la tierra. Por eso ambos se compenetran tan bien, y lo harían igual en el siglo XXI.

¿Cómo vivieron la resurrección de la serie?

Nos llevamos un pequeño chasco cuando la cancelaron, estábamos convencidos de que íbamos a grabar la segunda temporada inmediatamente. Cuando, dos años más tarde, aprobaron la continuación fue una alegría doble. Hicimos la serie con muchísimo cariño, porque cuando empiezas a crear un proyecto desde cero se genera una hermandad especial entre los actores, daba pena perderlo.

¿Esa hermandad es común en las series o hay excepciones?

Creo que es algo muy generalizado, se crean vínculos muy fuertes porque es algo que se ha construido entre todos. No es lo mismo que llegar a una serie que ya lleva tiempo emitiéndose.

¿TVE debería anteponer la calidad a los datos de audiencia?

Desgraciadamente, es una losa en esta profesión, somos esclavos del 'share'. Si primara la calidad otro gallo cantaría, en una cadena pública sobre todo. Pero en las televisiones de pago, como Netflix, el público paga por ver las series que le gustan, y tienen mucha audiencia. Sería maravilloso ver más series españolas en estos sitios. Hay que intentar traspasar esa frontera.

Parece que está despuntando la cosa.

Sí, y yo soy muy optimista. He trabajado mucho fuera y me hablan maravillas de las series españolas, de los buenos actores y actrices que tenemos, de los técnicos.

¿No descartan un cameo de Ros y Blázquez en 'El Ministerio del Tiempo'?

¡Sería maravilloso! Es una serie que me enganchó desde el capítulo uno, va a marcar una época.