Diario Sur

El malagueño Bosco Vida conquista Italia en 'Gran Hermano VIP'

El malagueño  Bosco Vida
El malagueño Bosco Vida
  • El actor y escritor se gana al público y se queda a un paso de la final en el 'reality'

Revolucionó Italia hace unos meses. Iba a defender en plató a su amigo, el también malagueño y actor para más señas, Jonás Berami en 'La Isla de los Famosos' y acabó haciéndose casi más popular él. Hoy, a Bosco Vida le piden autógrafos por las calles italianas. Sólo por volver a hacerlo: salir en televisión. El actor y escritor de Rincón de la Victoria ha sido el único español que se ha 'colado' en uno de los 'realities' de mayor audiencia: 'Grande Fratello VIP', o lo que es lo mismo, 'Gran Hermano VIP'.

En Italia se conoce como Bosco Cobos.

En Italia se conoce como Bosco Cobos.

"Siempre he sido un friki de 'Gran Hermano' pero cuando me llamaron me daba un poco de vértigo, sobre todo porque había que vencer muchos miedos, el primero tú mismo, y eso lo he conseguido. Y no sólo eso, estoy muy contento porque además me he conocido mejor, me he dado cuenta de que no soy tan fuerte ni tan débil como pensaba", reconoce Bosco Vida tras seis semanas en la casa. No, no ha podido llegar a la final. Pero se ha quedado a un paso. El programa acaba justo este lunes. No le importa, ha ganado mucho. Para empezar, porque se ha "sentido querido en todo momento", y para terminar, por la experiencia y por la oportunidad de demostrar cómo es realmente.

"Ha sido increíble, estoy muy feliz. He llorado, he reído, he jugado... he podido ser yo, he abierto mi vida a Italia y he sido auténtico, creo eso es lo que más ha gustado", considera el malagueño, convencido de que la naturalidad frente al 'postureo' gana puntos. Por ejemplo, no tuvo reparos en admitir en directo que no conocía a Francesco Totti, el famoso futbolista marido de la presentadora del concurso, Ilary Blasi. O aquel día en el que no pudo reprimir las lagrimas cuando le visitó la actriz y presentadora Mara Venier, a la que conoció en 'La Isla de los Famosos'.

Durante la presentación cuando entró en la casa, en septiembre.

Durante la presentación cuando entró en la casa, en septiembre.

Tampoco Bosco Vida se ha resistido a alejarse de sus raíces. En ningún momento ha olvidado su Málaga natal y hasta casi ha convertido en mascota del país alpino el oso que le regaló su amigo el diseñador Mario Teo. “Me siento muy satisfecho, ha sido una gran experiencia, y además he ganado muchos amigos. Sólo me han criticado por no haberme posicionado dentro de la casa, así que puedo sentirme orgulloso de hasta donde he llegado”, declara con una gran satisfacción el malagueño, que entró en el programa con otros trece rivales y ha mantenido el tipo hasta casi los cinco finales. En su mayoría, conocidos rostros italianos como Valeria Marini o Stefano Bettarini.

Ahora, Bosco Vida aún sigue digiriendo todo lo que le ha pasado en apenas unos meses. Sus miles de seguidores en redes sociales son una buena prueba de ello (sólo en instagram, más de 120.000). Pero no quiere despegar los pies de la tierra. Quiere ir paso a paso. Eso sí, sin ocultar que espera que esta oportunidad le pueda abrir puertas a nuevos proyectos. De momento, se ha liado la manta a la cabeza y ha lanzado hasta un single: 'Tiky Tiky'. Y esto sólo es el principio.