Diario Sur

Los trucos de los supermercados para que compres más, según El Hormiguero

Marta Hazas explicó a Pablo Motos, Patrick Criado y Rodolfo Sancho los trucos de los 'súper'.
Marta Hazas explicó a Pablo Motos, Patrick Criado y Rodolfo Sancho los trucos de los 'súper'. / Antena3.com
  • Marta Hazas comparte en el programa de Pablo Motos claves que emplean las tiendas de alimentación para que los clientes aumenten sus adquisiciones

El suelo está brillante, por lo general, pero no es sólo una cuestión de limpieza. Ni que los artículos de ciertas marcas estén (justo) a la altura de los ojos, que no haya que moverse nada para llevarlos a la cesta. Estos son sólo algunos de los 'trucos' que los supermercados ponen en práctica para conseguir que los clientes aumenten su lista de la compra, según reveló este lunes en El Hormiguero la actriz Marta Hazas dentro de su sección 'Cosas que deberías saber y no sabes'.

Además, la intérprete de la serie de Antena 3 Velvet detalló otros detalles menos conocidos quizás para los consumidores como por ejemplo que también es frecuente que los suelos presenten distintos tamaños de baldosas. El objetivo de esto no es otro que cuando el comprador vaya por ciertas zonas, el ruido que provoca su paso le anime a ir más lento para no provocar alboroto, por lo que con esa disminución del ritmo contribuiría a dar más tiempo a ver artículos y, por tanto, es probable que se compre más.

Además, también explicó ante Pablo Motos y sus invitados, que en esta ocasión eran Rodolfo Sancho y Patrick Criado, de la serie Mar de plástico, que la apariencia del suelo también puede invitar a ir más lento porque el hecho de ver el firme muy brillante puede dar la sensación de que nos vamos a resbalar, de ahí que por instinto se camine de forma más pausada.

También, según Hazas, es habitual que haya música en los comercios, y más bien relajante por el mismo motivo: para intentar conseguir disminuir las prisas y así prolongar el tiempo que permanecemos en la tienda. Igualmente, también se refirió a la colocación estratégica de los productos como los que se suelen encontrar en la línea de cajas, como por ejemplo las pilas o los chicles que invitan al cliente a llevárselas ante la duda de no saber si se tiene en casa.