Diario Sur

LO DEL PSOE Y BELÉN ESTEBAN

El sábado pasado La Sexta echó el resto en la cobertura de todo lo que estaba aconteciendo en la sede de Ferraz y alrededores. Allí se desplazaron sus reporteras y acamparon hasta bien entrada la madrugada. Mientras, en el plató Ferreras permaneció estoico desde primera hora de la mañana hasta el final de la tarde. El presentador se fue rodeando de diferentes colaboradores y tertulianos, que iban cambiando según avanzaba el día. No hubo pactómetro esta vez pero él no perdió en ningún momento el entusiasmo ni ese modo con el que enfatiza cada información. Tampoco faltó la música apocalíptica ni los letreros anunciando cada exclusiva, que ya son marca de esa casa. Por la noche tomó el testigo Iñaki López con los inefables Marhuenda e Inda. Era un día importante para la cadena, que se sabía tele de referencia del acontecimiento. En la competencia ni intentaron poner en marcha un especial, sabiendo que de ese costado pueden rascar poco.

Es como si se casase de nuevo Belén Esteban. Cualquier espectador sabría qué canal debería seguir para enterarse de los pormenores del evento. Desde primera hora de la mañana estarían en Telecinco Jorge Javier o Ana Rosa informando, rodeados de especialistas de la cosa rosa y conectando con reporteros desplazados a las inmediaciones de donde se oficiara el enlace. Por la noche no sería descabellado que María Patiño dirigiese un debate, con Mila Ximénez y Kiko Matamoros, para analizar cómo había transcurrido la jornada. No faltarían imágenes exclusivas ni conexiones en directo. Y es probable que si alguien en twitter cuestionase la cobertura el propio Jorge Javier respondiese en directo.

Ferreras no dudó en hacerlo cuando un concejal del PSOE cuestionó su trabajo. «No vamos a pedirte permiso a ti ni a nadie para hacer periodismo», le espetó. «Ni que fuese yo Bin Laden», habría dicho la Esteban. Cada uno defiende su corralito televisivo con uñas y dientes, sabiéndose referente cada cual en su terreno. La Sexta batió récords de audiencia el sábado en todos sus programas, como lo hubiese hecho Telecinco si el acontecimiento hubiese girado en torno a la Pantoja, Rosa Benito o Terelu Campos.