Diario Sur

LA SONATA DEL SILENCIO

El cuarto puesto no le gusta a nadie. Es el del que casi se sube al podio, el del que casi se mete en la final, al que después nadie se acordará de reconocer que, al menos, llegó lejos. Eso no ocurre con las series. En la ficción el cuarto episodio es el definitivo. Ni el primero, ni el segundo, ni en el tercero ofrecen garantías de futuro. El cuarto sí porque el 70% de los que llegan a ese capítulo acabará de ver la serie. Esta afirmación tan curiosa, tan concreta y tan rotunda es la conclusión del estudio que ha hecho la plataforma televisiva Netflix entre sus suscriptores. Les ha preguntado en qué episodio se enganchan y hay una amplia coincidencia en que es el cuarto. En ese momento, se decide el éxito o el fracaso de una serie.

Y eso es una buena noticia a medias. Invita al optimismo cuando no arrancan del todo bien las cosas pero también lanza un aviso a los que empiezan fuerte: 'Ojo, que hasta dentro de un mes no se puede dar el dato por bueno'. Ni por malo, porque puede ir a peor y acabar siendo malísimo. Le pasó a TVE con la ya olvidada 'Stamos okupa2', una comedia poco prometedora que empezó floja con 1,3 millones de espectadores y en el cuarto episodio el batacazo ya era de proporciones bíblicas: 619.000 espectadores.

El estudio de Netflix arroja algo de esperanza a los modestos números que está cosechando 'La sonata del silencio', la nueva serie de TVE. Empezó con 1,8 millones y el segundo episodio se quedó en 1,4. Así que le quedan dos semanas para que podamos hacer un vaticinio con garantías.

'La sonata del silencio' nunca se intuyó un título de audiencias masivas pero tampoco era previsible un patinazo. La parte estética está muy conseguida, los actores tienen nombre y el martes no es el día más competitivo ni mucho menos. El primer episodio avanzó deprisa, marca de la casa de la ficción española, pero en el segundo desaceleraron. Estaría bien que mañana (tercer episodio) aclararan ya el secreto que comparten Antonio y Rafael y que es el eje argumental principal. Llevan dos semanas dándonos pistas, si quieren que nos enganchemos podrían empezar por desvelarlo ya.