Diario Sur

LUGARES COMUNES

Cuando ves 'Enemigo público', estupenda ficción belga que el domingo estrenó Movistar Series Extra, te da mucha envidia. Es lógico que un telespectador español tenga envidia de una serie belga y no de una británica o americana, cuyas industrias son más inalcanzables. Por suerte contamos con producciones como 'Mar de plástico', que el lunes estrenó su segunda temporada. Por pelos ganó a Bertín (17,8 y 17,7 en franja de competencia), dejando a 'Olmos y Robles' con un 10,2 y a 'Granjero busca esposa' con un 9,4% de share. De este manicomio, unas muestras: «Si necesito desahogarme, Rebeca va a estar ahí» (es una vaca). «Puedo controlar el polígrafo porque a veces hago de mimostático». Bien, voy a Almería. A esa Almería amarilla tan bien fotografiada.

A Belén se la han cargado (no es destripar, es el principio del capítulo). Muchos nos alegramos porque menuda pesada. Sigue Patrick Criado, ahora como psicópata destapado. Si Pedro Casablanc es el gran actor de la serie, Patrick es un enorme aprendiz. No sé a qué viene dar tanto bombo a Luis Fernández y Nya de la Rubia. Aunque sí a Miquel Fernández, el marido de Belén al que se creía muerto. Fernández deja en evidencia al sobreactuado y poco convincente Rodolfo Sancho. A la estrella. Como siempre, los 70 minutos se hacen interminables y las tramas paralelas pueden llegar a despistar. La bonita luz no basta.

También se estrenó el programa de Maxim Huerta en La 1. En el primer 'Destino de película' se fue a Nueva York. 'Destino: lugar común'. Que si 'Desayuno con diamantes', que si 'Cuando Harry encontró a Sally', que si el hotel Plaza, que si Central Park, que si Grand Central Station (y nada de nombrar el final de 'Recuerda'). Desde la azotea del Empire, cita 'Algo para recordar'. No 'Tú y yo', 'Algo para recordar'. Maxim también comprobó que en la Biblioteca de Nueva York están todos sus libros. Supongo que será la misma envidia que provoca la serie belga, pero no cuentan nada que cualquier cinéfilo de tres al cuarto no sepa. Solo espero que uno de los destinos de película sea Auschwitz. Aquí tenemos el barracón donde.