Diario Sur

Estreno de Gran Hermano 17: los nuevos concursantes y el adiós de Mercedes Milá

Mercedes Milá y Jorge Javier Vázquez, en la primera gala de GH17
Mercedes Milá y Jorge Javier Vázquez, en la primera gala de GH17 / TELECINCO.ES
  • Jorge Javier Vázquez recoge el testigo como presentador del reality en Telecinco en una edición con unos participantes muy peculiares

Ha vuelto. Gran Hermano regresa a Telecinco en su edición número 17, qu ha empezado a lo grande. Por un lado, con un importante cambio: el de presentador. Mercedes Milá se despidió anoche para dar el testigo a Jorge Javier Vázquez. En el plató la organización le preparó el homenaje que se merecía, rodeada de todos los concursantes que han pasado por el 'reality', "sus niños", que la ovacionaron.

Vestida de rosa y con un ramo en la mano, según sus palabras "de la suerte", se paseó por el plató recogiendo el cariño de los suyos. Ante tanta emoción, Mercedes no pudo contener las lágrimas, como era de esperar.

"Como compañero, gracias por tu generosidad y tu cariño. Y ahora como seguidor de 'Gran Hermano': gracias por tanto", dijo el nuevo presentador. "Suerte, diviértete, pásalo bien, sé justo", fue la respuesta de Mercedes. Y juntos se fundieron en un gran abrazo con el que la presentadora fue despedida del plató.

Para ir dando paso a los nuevos concursantes, Jorge Javier optó por gastarles bromas a los 17, a cada cual más peculiar. Así, Miguel se define como un "chico trampantojo" o "de mentira" pese a que es modelo internacional.

Por su parte, Noelia conoció en directo y desde plató que iba a convertirse en concursante. Y, nada más saberlo, se le hizo un encargo: no podía contar que había visto a Mercedes Milá y tampoco que él era el presentador. En lugar de su presentación, el programa nos mostraba su casting, en el que nos contaba que tiene "orgasmos cerebrales".

Al igual que Noelia, Beatriz descubría que es concursante de 'GH' en directo y mientras iba a la casa se conocía en su vídeo de presentación que en su habitación tiene un mini confesionario porque es “muy fan” del programa y que se llama a sí misma “la nena rompe cuellos” porque consigue que todos los chicos se giren para mirarla por la calle.

Otros concursantes son Álvaro, un arquitecto de 32 años de Sevilla que se define como un "cachondo mental", Pol, un luchador que se considera muy guapo y al que engañaron haciendo creer que si no se quitaba una máscara sería finalista, pero era mentira.

También han entrado en la casa de Guadalix de la Sierra Meritxell y Laura, amigas inseparables a las que se les encargó que tenían que hacer como si no se conocieran de nada; Fernando y Cris, Clara y Candelas, Pablo, los franceses Alain y Rodrigo, Bárbara y Adara.