Así es el trap, el estilo de música que arrasa entre los jóvenes

Imagen del videoclip 'Las meninas'./DJ Velázquez
Imagen del videoclip 'Las meninas'. / DJ Velázquez

La UMA celebra un minifestival centrado en ritmos y estilos musicales menos comerciales

Jon Sedano
JON SEDANO

Su sonido no es nada nuevo. Ciudades como Atlanta o Houston llevan desde los 90 experimentando con él. A España llegó algo más tarde. A comienzos de los 2000 el trap comenzaba a hacer ruido en nuestro país y a calar entre los jóvenes. Eduardo García, el niño de 'Aquí no hay quien viva', dejó a un lado su personaje cómico y se presentó al mundo hace un par de años como Dudu, líder del grupo LFAM, más conocido como Burlaos.

La letra de una de sus canciones es todo un manifiesto de la esencia del trap: “Me considero un modelo a seguir. Ciego de ácido, la dieta del hachís. To' el día pedo, es mi diario. Puesto de molly, soy el diablo”.

El trap, que nació como subgénero del rap, demuestra en sus letras y videoclips “la exhibición pública del consumo de drogas”, según explica el profesor de filosofía de la Universidad Complutense de Madrid Ernesto Castro, que estuvo en Málaga impartiendo una charla en la que analizaba desde un punto filosófico este estilo musical.

A diferencia del rap, el trap se centra en los consumidores de droga, en las víctimas, no en los traficantes o vendedores. Busca mostrar al mundo la situación que se vive en algunos barrios y concienciar de la pobreza y de que la diferencia con la riqueza, se da en forma de actitud ante la vida.

Pero además, una de las principales esencias del trap, es el uso del autotune, un software que ayuda a corregir la voz y que ha sido utilizado por cantantes como Cher o Jennifer López. Esta herramienta es común entre los “traperos” y es lo que hace que canciones como 'Las meninas', de DJ Velázquez, cuya letra es considerada “demasiado compleja para ser trap”, se englobe dentro de ella.

Para Castro, el trap es “la música de la crisis y funciona como un mecanismo de evasión”, donde además no existe una ideología política marcada. Pero en este estilo no solo priman los hombres, durante el Laboratwerk que celebra la Universidad de Málaga del 12 al 14 de diciembre, las traperas Úrsula y Mueveloreina han compartido su opinión. “El artista cuando crea se olvida de su género y así el resto también lo hace al escucharle", explicaba la primera durante una mesa redonda, mientras que Muevelorena mostraba su descontento ante la discriminación positiva: “No me gusta que nos junten en eventos solo por ser chicas, tenemos estilos y gustos muy diferentes”.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos