Crítica de teatro

TRAGEDIA DE LOS VENCIDOS

ÓSCAR ROMERO

Hace más de dos mil quinientos años que Eurípides escribió 'Las Troyanas', historia que Homero contó en su famosa Ilíada, sobre la guerra de Troya y el trágico destino de las mujeres y niños de familias de los vencidos. Sin embargo, la obra 'Troyanas' representada hoy en el Teatro Cervantes, dentro de la programación del 35 Festival de Teatro de Málaga, con el mismo texto de Eurípides, traducido y adaptado por Alberto conejero, que no ha introducido variaciones sustanciales en la historia original, ésta resulta tan cercanas a las historias que nos cuentan las televisiones y periódicos cada día sobre los horrores que viven millones de personas a causa de las guerras que siguen asolando grandes extensiones del planeta y de las tragedias de familias que sucumben porque se ven obligadas a abandonar sus países y van muriendo en su destierro a causa de los obstáculos que les ponen las barreras geográficas o el genocida egoísmo de quienes les vedan la entrada en países que, a veces, son culpables por acción u omisión, de los conflictos que generan los éxodos. Ice el Personaje de Helena de Troya, que en este montaje interpreta la actriz malagueña Maggie Civantos que: «Las guerras no se producen a causa de adulterios, ni de cualquier otro tipo de sentimientos o creencias, sino por la codicia de los tesoros que posea el país a invadir». El texto, tan actual que parece la crónica de corresponsales de informativos de hoy día, está maravillosamente interpretado por seis extraordinarias actrices y un no menos extraordinario actor que, bajo la dirección excelente en ritmo y composición de Carme Portacell logran tan excepcional conjunción en las diversas identidades de cada uno de los personajes, que no sería justo hacer distinciones. Un conjunto admirable y difícil de superar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos