Toda la tierra que retiran de los yacimientos pasa por triaje

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Todos los materiales que los excavadores van retirando se colocan en sacos y se lleva al centro de triaje, instalado en el antiguo campo de fútbol de Ardales. En esas instalaciones se procesan varias toneladas de tierra con un sistema sencillo pero efectivo. Primero, los restos se sumergen en agua para eliminar el polvo. Ahí se hacen las primeras filtraciones gracias a un tamiz con varias mallas de diferente grosor. Además, algunos materiales flotan, por lo que se produce una criba automática.

Acto seguido, la tierra se deja secar en montones organizados y separados, para luego ser minuciosamente analizados grano a grano por una especialista. Una vez separados los restos biológicos de los fragmentos de sílex pertenecientes a herramientas del carbón, todo se etiqueta y se envía a laboratorios especializados en diferentes partes del mundo. Además, se genera un archivo en el que cada muestra puede ser localizada rápidamente.

Fotos

Vídeos