Málaga a trazos

El tiempo de los trenes

Luis Ruiz Padrón

Todavía pueden hallarse vestigios de la época dorada del ferrocarril escondidas en la periferia de las ciudades

Luis Ruiz Padrón
LUIS RUIZ PADRÓN

Renfe decretó el fin de una era en el momento en que comenzó a denominar «clientes» a quienes hasta entonces habían sido «viajeros», cuando las marquesinas de hierro bajo las que un día se cobijaron locomotoras de vapor fueron sustituidas por centros comerciales a los que arriban trenes de alta velocidad. Sin embargo, todavía pueden hallarse vestigios de la época dorada del ferrocarril escondidas en la periferia de las ciudades. En una de las zonas más densamente pobladas de Málaga, la barriada de Nuevo San Andrés, existe un vergel que muestra la inequívoca estética ferroviaria de finales del siglo XIX: una vivienda para empleados de Renfe que sigue habitada y en buen estado. La construcción y la vegetación que la rodea parecen trasplantadas desde otro punto más rural de la vía Málaga-Bobadilla.

Fotos

Vídeos