Patio de butacas

Techo de cristal

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Se habló mucho de aquel giro de guion. E incluso encontró un numantino rechazo en algunos sectores. Todos los cambios abren expectativas, pero también producen vértigo. Y esto último cegó a más de uno cuando hace casi dos años el director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar, planteó sobre la mesa del Consejo de Administración un cambio de rumbo. Una evolución desde el apellido 'Cine Español' a una geografía más amplia que abarcaba el 'Cine en Español' que se produce en toda Latinoamérica. Vamos, el certamen se había hecho grande con nuestras películas, pero también había encontrado su techo de cristal y buscaba su salto internacional. Los grupos políticos de la oposición municipal -representados en el consejo- se pensaron mucho su voto. El festival necesitaba crecer y rechazar su propuesta suponía el equivalente a una sentencia de muerte. Pero por encima de presiones o la visión partidista, prevaleció el compromiso con el proyecto y la ciudad. Y se aprobó por unanimidad.

Y de aquel acuerdo, este premio. El Festival de Málaga le ha dado una excelente interpretación a su visado sin fronteras y este año tendremos sobre el escenario del Teatro Cervantes al cineasta del momento, el mexicano Guillermo del Toro, el triunfador la semana pasada de los Oscar con la fantástica 'La forma del agua'. Recibirá el Premio Málaga-SUR, lo que supone todo un «pelotazo», como escribían Enrique Miranda y Antonio Javier López al unísono cuando se enteraron. Un pelotazo que será doble con el Premio Retrospectiva a Juan Antonio Bayona, el discípulo «adelantado» -que diría Les Luthiers- de Del Toro. El mexicano apadrinó el debut del español con 'El Orfanato' y, en su cuarta cinta, Bayona le ha tomado la palabra a Spielberg y se ha puesto al frente de los dinosaurios de la secuela de 'Jurassic World', que se estrena tras el festival. Además de talento, ambos comparten debilidad por los monstruos. Un adjetivo que también viste el diseñador Paco Delgado y que encarnaron Basilio Martín Patino y Fernando Birri, que también serán reivindicados en los homenajes. El reparto no pinta mal. Ahora habrá que ver si los países latinos concursan con buenos títulos o, como el año pasado, lo mejor llegó de donde siempre: del cine español.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos