La SGAE destituye a su director general por «discrepancias contables»

J. L. ÁLVAREZ MADRID.

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) vive estos días su enésimo conflicto interno. A las investigaciones y condenas judiciales de los que hace años fueron miembros de su directiva , le siguieron sucesivos ceses, dimisiones y cargos prorrogados de manera interina por la falta de consenso. Ahora el movimiento de sillones ha vuelto a despertar.

El último en salir del palacete de la calle Fernando VI, sede de la SGAE en Madrid, ha sido su director general, Luis Felipe Palacios, cesado en una reunión extraordinaria de la junta directiva por solo un voto de diferencia -19 a favor y 18 en contra (debió producirse una ausencia dado que son 38 los miembros)-, lo que escenifica el enfrentamiento interno. La decisión, según fuentes del organismo, ha sido tomada «tras un oportuno debate», debido a «serias discrepancias encuanto a algunos criterios contables de los que los máximos órganos de gobierno no han sido suficientemente informados» por el ahora cesado.

Sin embargo, a ese debate en el que participaron todos los directores generales con su presidente, José Miguel Fernández Sastrón, a la cabeza, no le fue permitido estar al interesado. En su comunicado, la SGAE destaca que el cese de Palacios «se fundamenta en la disparidad de visiones» que los miembros de la junta mantenían en los últimos meses «en cuanto a la forma de abordar los retos» de la sociedad y «por la falta de viabilidad de algunas de las medidas estratégicas sugeridas para implantarse en el futuro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos