SETENTA MÁS

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Nunca ha faltado talento. De otra forma no se podrían cumplir 70 años como lo hace estos días la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD). El centro más teatrero de Málaga. Una auténtica fábrica de intérpretes de luxe que, durante las últimas siete décadas, ha alimentado los repartos de montajes, musicales, películas, series, cortos... La aparición de este centro no fue casual, sino que rescató el legado de la decimonónica Academia de Declamación que fundaron el omnipresente Narciso Díaz de Escobar y José Ruiz Borrego. De allí salió una de las grandes actrices del teatro español de comienzos del siglo XX, como Rosario Pino, o Ana Adamuz, primera catedrática de la ESAD, cuya estela siguieron los exdirectores del centro Óscar Romero, Mercedes Cosme y Juan Carlos Vilaseca, que el pasado lunes no faltaron a la celebración de estos honorables y juveniles 70.

La gran Rosario Pino triunfó como también lo hicieron alumnos que ya no necesitan presentación: María Barranco, Fran Perea, Alberto Amarilla, Maggie Civantos, Pablo Puyol, Belén Cuesta, Natalia de Molina o Antonio Banderas. Tanto la una como los otros eligieron la opción de marcharse para encontrar el reconocimiento. Muchos se quedaron a hacer teatro y, aunque con más lentitud, algunos han acabado teniendo sitio en los repartos de películas nacionales y el reconocimiento de los Goya, como los actores Adelfa Calvo, Joaquín Núñez y Mercedes León, o Antonio Meliveo, con su otro talento, el de compositor musical. Cada opción tenía sus riesgos y sus ventajas. Aunque si la apuesta era el triunfo, más valía hacer las maletas vía Madrid.

Este viernes, tres exalumnos de la ESAD, Virginia Demorata, Rafa Castillo Romero y Héctor Medina, estrenan una película en cartelera. Y la diferencia es que es una producción malagueña, 'Resort Paraíso'. Rodada aquí, con financiación local y denominación de origen del cineasta Enrique García. Y no se trata de un caso único. La noticia es que nuestros actores tienen por fin la respuesta de productores, directores y guionistas que también rompen fronteras trabajando desde casa. Aquí hay talento para otros 70 años. Por lo menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos