«La retirada de las obras de Chicano es un atentado contra el patrimonio cultural»

‘Cristo Crucificado’. Esta obra data de 2011 y ha sido retirada del altar por el párroco. Virgen de la Tralla’. Fechada en 1971, ha sido ocultada por otra imagen de una virgen más realista/SUR
‘Cristo Crucificado’. Esta obra data de 2011 y ha sido retirada del altar por el párroco. Virgen de la Tralla’. Fechada en 1971, ha sido ocultada por otra imagen de una virgen más realista / SUR

La Fundación Museo de Málaga se suma a las críticas por la decisión del párroco del Santo Ángel de ocultar dos piezas del artista en el templo

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

La Fundación Aduana Museo de Málaga se sumaba ayer a las críticas ante la decisión del párroco de la iglesia del Santo Ángel de retirar dos obras del artista malagueño Eugenio Chicano que formaban parte del conjunto artístico que ocupaba el altar del templo malagueño.

La fundación, de la que Chicano ha sido presidente hasta finales del año pasado, remitía ayer un comunicado en el que denunciaba que la medida adoptada por el párroco del Santo Ángel «constituye un grave atentado contra la integridad del patrimonio pictórico allí custodiado y un peligroso precedente de futuro». La Fundación Aduana Museo de Málaga se presenta como una entidad «cultural, privada y sin ánimo de lucro y entre cuyos fines figura la protección del patrimonio histórico artístico de la ciudad de Málaga y su provincia».

La fundación exige la restitución de las obras artísticas que han sido ocultadas en el templo

A lo largo de siete puntos, la organización denuncia los sucesos dados a conocer el pasado viernes a partir de la denuncia realizada por el historiador del arte Jorge Cabrerizo, quien alertaba sobre la ocultación de dos obras de Chicano: la ‘Virgen de la Tralla’ (1971), conocida de manera popular como la ‘Virgen del Copo’, ha quedado tapada por un pequeño altar con una Virgen de estilo realista. De otro lado, el ‘Cristo cufrificado’ (2011) que Chicano donó a la Diócesis con posterioridad y que presidía el altar del templo malagueño ha sido descolgado para poner en su lugar otra pintura con el mismo motivo religioso.

Ante estos acontecimientos que en estos momentos estudia el Obispado de Málaga, la Fundación Aduana Museo de Málaga defiende: «La producción artística debe ser respetada en su integridad y de forma permanente». Y acto seguido, añade: «Los argumentos esgrimidos para su retirada no resultan admisibles, ya que la eficacia devocional del arte sacro no está restringida a un estilo o cronología determinados, y sí, en todo caso, a la calidad de la obra en cuestión que en el presente caso queda fuera de toda duda»

«Por citar un ejemplo muy conocido –sigue el comunicado de la fundación malagueña–, el mural realizado por el pintor Miquel Barceló en la capilla gótica del Santísimo de la Catedral de Palma de Mallorca, a instancias del cabildo catedralicio, ha revalorizado el interés de este templo de alto valor artístico y patrimonial».

La fundación también reivindica la «calidad indubitada» de las obras de Chicano en el templo de la calle Ayala, donde «han permanecido expuestas durante décadas con total aceptación por parte de la feligresía de esa parroquia y de la ciudadanía conocedora de su existencia».

«Es deber de todo ministro de la Iglesia el velar por la conservación del patrimonio cultural de aquella y garantizar su disfrute para las generaciones futuras», defiende la fundación antes de rematar: «Por todo ello exigimos la restitución de las mencionadas obras artísticas al lugar para el que fueron concebidas y que se adopten medidas para que atentados contra el patrimonio cultural y artístico como el referido, no vuelvan a repetirse».

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos