Al rescate de ‘Las Sinsombrero’

La muestra ‘Mujeres de papel’ profundiza en el legado olvidado de las mujeres de la Generación del 27

FERNANDO MORGADO

La historia les dio de lado solo por ser mujeres, pero ellas también fueron parte de esa brillante nebulosa de creadores que pasó a la historia como la Generación del 27. Diversos libros y documentales han rescatado en los últimos años a ‘Las Sinsombrero’, un grupo de artistas, escritoras y científicas clave en una de las épocas de mayor esplendor cultural de la historia de España. Ahora es la Sociedad Económica de Amigos del País la que les dedica sus dos espacios a la exposición ‘Mujeres de papel. Trazos de la Generación del 27’, que podrá visitarse en la sede de la institución en la Plaza de la Constitución hasta el próximo 27 de octubre.

Las comisarias de la muestra, las investigadoras Irene García y Ana Cabello, han guiado al consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, en la inauguración, a la que ha asistido también el poeta granadino Luis García Montero. En su primera parte, la exposición trata de recrear el ambiente que vivieron muchas de las ‘sinsombrero’ en la Residencia de Señoritas de Madrid, la primera institución española que fomentó la enseñanza universitaria para mujeres, así como el contexto sociocultural de la mujer en las primeras décadas del siglo XIX.

En ‘Mujeres de papel’ se pueden encontrar algunos tesoros de la producción de esta generación, como una litografía original de Maruja Mallo o una máquina de escribir que perteneció a María Zambrano. Las paredes, decoradas con fotografías, frases y poemas, como el de Josefina de la Torre titulado ‘Mis amigos de entonces’, sirven para comprender las barreras que debían superar las mujeres, incluso las más brillantes, para que su trabajo fuese reconocido. Su relación con sus colegas varones queda reflejada en la sección ‘Redes’ de la muestra. Cartas, prólogos, dedicatorias y colaboraciones dan buena cuenta de la cercanía entre la Generación del 27 y ‘Las Sinsombrero’, que establecieron vínculos más allá de lo personal con sus compañeros al tiempo que llevan a cabo una importante labor social, intelectual y cultural en la España de la época.

Los rostros de Marga Gil, Ernestina de Champourcín, Margarita Manso y Concha Méndez pueblan la planta baja de la Sociedad Económica de Amigos del País, donde el consejero ha tenido la oportunidad de recordar la “constante tarea de difusión y de reconocimiento de la labor de la mujer en la cultura”. Un total de 175 piezas completan la muestra, con la que han colaborado el Centro Cultural de la Generación del 27, la Fundación María Zambrano, la Fundación Ortega y Gasset-Gregorio Maraón, el Instituto Internacional Americano y Acción Cultural Española.

Fotos

Vídeos