Repsol reúne a sus soles en Málaga

Los soles andaluces, ayer ante el Thyssen./Salvador Salas
Los soles andaluces, ayer ante el Thyssen. / Salvador Salas

La guía inicia en el Thyssen la gira de presentación de la chaquetilla diseñada por Juan Duyos. Galardonados andaluces recogen la prenda en la capital malagueña como puntal gastronómico en la Comunidad, con casi la mitad del total de soles

Marina Martínez
MARINA MARTÍNEZ

Amanece despejado en Málaga una media de trescientos días al año. Por algo es la Costa del Sol. O casi habría que decir, de los Soles. De esos que reparte cada año la Guía Repsol y entre los que la provincia malagueña vuelve a inclinar la balanza a su favor: de los 48 que ostentan los restaurantes andaluces, 22 son malagueños. Motivo suficiente para que los responsables de la guía eligieran la capital para arrancar la gira de presentación de la nueva chaquetilla que ha diseñado el modisto Juan Duyos para los 528 soles que brillan en España. Alta cocina y alta costura unidas por un mismo hilo: el de la creatividad. Testigo de ello fue otro escenario no tan alejado de ese mundo creativo: el Museo Carmen Thyssen Málaga. El patio del Palacio de Villalón se llenó de blanco, el de esas nuevas chaquetillas que estrenaron cerca de una treintena de cocineros de toda Andalucía.

«Empezamos el tour en Málaga porque hemos visto cómo está despertando, es muy potente, hay talento y mucho mimo a la materia prima», comentaba en la presentación ayer la directora de Guía Repsol, María Ritter, considerando que en casi 40 años de vida de la publicación, «la chaquetilla necesitaba evolucionar» y haciendo hincapié en su filosofía de renovación y en su afán por que «los conductores viajen despacio, disfrutando del trayecto». Acompañaba a Ritter el propio Juan Duyos, para quien la moda y la cocina «tienen mucho que ver». «Cuando me llamaron fue un subidón. La chaquetilla clásica estaba poco tocada y esto era un reto», advertía el diseñador, que habitualmente trabaja con tejidos naturales y que en este caso ha utilizado un tejido elaborado a base de ropa y plástico reciclados para esta prenda ignífuga en la que se han «depurado las formas» y se han eliminado «cosas que sobraban como trabillas, costuras inservibles o botones».

LOS SOLES EN MÁLAGA

Tres soles
Dani García Restaurante.
Dos soles
Don Giovani, El Lago, José Carlos García Restaurante, Kabuki Raw, Los Marinos José y Skina.
Un sol
Arte de Cozina, La Cosmopolita, BiBo, Marbella Club Grill, Messina, Refectorium Campanario y Sollo.

El Centro de Tecnología de Repsol está detrás de este innovador tejido que no se mancha, que permite que los líquidos resbalen y que resiste al calor, en la línea de esa filosofía de la firma enfocada a la renovación de energía. En esta ocasión, al servicio de la gastronomía. Dan fe los andaluces que la estrenaron ayer, entre ellos, los malagueños reconocidos con un Sol: Arte de Cozina, La Cosmopolita, BiBo, Marbella Club Grill, Messina, Refectorium Campanario y Sollo; con dos: Don Giovani, El Lago, José Carlos García, Kabuki Raw, Los Marinos y Skina; y el único con tres, Dani García. Precisamente, el también dos estrellas Michelin marbellí, presente en el acto, destacó que el hecho de que casi la mitad de los soles existentes en Andalucía sean de Málaga «dice mucho del nivel gastronómico» de la provincia. Para García -con cuatro soles, el otro por BiBo-, la distinción es un aliciente, pero, al final, «el mayor reconocimiento siempre es el del cliente del día a día». Que llega a través de múltiples cauces, entre ellos, la guía. A juicio de Charo Carmona, responsable de Arte de Cozina, y Dani Carnero, alma de La Cosmopolita, (últimos soles en Málaga) es un hecho. «El reconocimiento se nota, y a mí me hizo especial ilusión, pero también el boca a boca, la difusión en redes sociales... y, por supuesto, hacerlo bien, nunca hay que bajar la guardia», recalcó Carnero. Lo sabe bien José Carlos García, único estrella Michelin y dos Soles en la capital malagueña, por eso agradece especialmente este tipo de distinciones: «Es una forma de valorar nuestro trabajo y motivarnos». Como sentenciaba Pablo Sánchez, al frente de la cocina de Los Marinos José, «todo premio siempre es bueno, Málaga suena y evolucionar es importante».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos