La reina de la copla y los fotogramas

Paquita Rico, en la edición de los Goya de 2001
Paquita Rico, en la edición de los Goya de 2001 / Paco Campos. Efe

Su papel en ‘¿Donde vas Alfonso XII?’ marcó la trayectoria de la cantante y actriz Paquita Rico, que fue premiada en Cannes y rivalizó en los repartos y los escenarios con Lola Flores y Carmen Sevilla

FRANCISCO GRIÑÁN y AGENCIASMálaga

Media España lloró su pérdida. El de la reina María de las Mercedes de Orleáns y Borbón, que dejó a su marido y monarca tan perdido que la película se tituló ‘¿Donde vas Alfonso XII?’. Aquella película de 1958 situó a Paquita Rico como una de las grandes estrellas de los sesenta que, además de llenar con su nombre los repartos, no paraba de anunciarse en galas con su inconfundible voz para la copla. Aquellos años fueron los del triunvirato de Lola Flores, Carmen Sevilla y Paquita Rico, a las que un productor avispado consiguió convencer para que llevaran su rivalidad a la gran pantalla en el musical ‘El balcón de la luna’ (1962). La Faraona fue la primera en fallecer de este trío inimitable de actrices y cantantes, que el pasado domingo vio desaparecer a la segunda de ellas, Francisca Rico Martínez, que murió a los 87 años en su ciudad natal, Sevilla, por causas naturales.

Rico (primera por la derecha), junto a sus amigas y rivales, Carmen Sevilla y Lola Flores. Abajo, junto a Vicente Parra, en un fotograma del éxito ‘¿Dónde vas Alfonso XII?’. Rico y Parra, en el 40.º aniversario del filme.

Aunque afincada en Madrid, hace seis años la artista volvió a la capital hispalense después de que un sobrino, Esteban Rico la convenciese para que pasase los últimos años de su vida en la ciudad de su familia y que la inmortalizó en ‘Dónde vas Alfonso XII’, en un papel que marcó para siempre su carrera, incluso a pesar de su premio en el festival de Cannes por su papel en ‘Debla, la virgen gitana’.

Nacida el 13 de octubre de 1929 en el seno de una familia modesta, su padre se ganaba la vida como comerciante ambulante, y como ella misma rememoró, vendió en muchas ocasiones los típicos cucuruchos de marisco. Desde niña se interesó por la copla y siendo joven se matriculó en la escuela de cante y baile de Adelita Domingo. Participó en el ballet español de Montemar junto a las actrices y cantantes como Carmen Sevilla y Ana Esmeralda hasta que un cazatalentos, José Brageli, la llevó a la compañía de Pepe Pinto, con el que hizo una gira por media España.

Su debut cinematográfico llegó en 1948 con la película del director Florián Rey ‘Brindis a Manolete’, una cinta taurina rodada en parte en Ronda y que, además de servir de homenaje al malogrado matador, permitió a Paquita Rico cantar sus primeras coplas en gran pantalla. Dos años después protagonizó la película ‘Debla, la virgen gitana’, con el galán de la postguerra Alfredo Mayo. Con éste largometraje obtuvo el premio a la mejor interpretación en el Festival de Cine de Cannes, que la consagró popularmente, a la vez que el productor Cesáreo González se hizo con sus servicios en exclusiva.

No tardaron en llegar sus giras por América y Europa, así como por España y al tiempo que afianzaba su carrera como cantante, cobró especial relieve su labor cinematográfica. Junto al ‘monarca’ Vicente Parra protagonizó la recordada ‘Dónde vas, Alfonso XII’, un éxito comercial que terminó por encumbrarla. Dos años después, Paquita Rico se produjo el esperado encuentro cinematográfico con las actrices y cantantes Lola Flores y Carmen Sevilla en la película ‘El balcón de la luna’, una producción atípica de la época, ya que reunía a tres estrellas que habitualmente protagonizaban filmes pensados para su lucimiento individual.

Trágico matrimonio

En 1960 Paquita Rico se casó con el torero Juan Ordoñez, ‘Juan de la Palma’, matrimonio que terminó en tragedia tras el suicidio de su marido. Ocho años más tarde contrajo matrimonio con el empresario canario Guillermo Arsenio Arocha Fernández, el cual falleció en 2002.

A lo largo de su dilatada carrera cinematográfica protagonizó numerosos musicales, además de dramas y comedias. Entre sus títulos figuran ‘El duende de Jerez’ y ‘Malvaloca’ (ambas en 1954); ‘Lavanderas de Portugal’ (1957), ‘Tierra Brutal’, ‘Historia de una noche’ y ‘La viudita naviera’ (1962) y ‘Las otoñales’ (1966). Además participó en cintas de humor como ‘El Cid Cabreador’ (1983), bajo la dirección de Angelino Fons, en la que encarnó a doña Urraca.

En los escenarios, su repertorio contaba con temas famosos de los compositores Moraleda, Ramón Cabrera, Juan Solano y Quintero, León y Quiroga. Y entre su amplia discografía, destacan ‘Luis I de Baviera’, ‘El beso’, ‘Adiós marinero’ (que estrenó en la película ‘El balcón de la luna’), ‘Malvaloca’ o ‘No se va la paloma’.

Paquita Rico debutó con la película taurina ‘Brindis a Manolete’, rodada en Ronda

También se adentró en el mundo del teatro y sus últimos trabajos fueron para series de televisión como ‘Hostal Royal Manzanares’ (1997), junto a Lina Morgan, y ‘Manos a la obra’ (1998).

La sala 15 del tanatorio de Sevilla vivió ayer un continúo tránsito de amigos y admiradores que acudieron a velar los restos de Paquita Rico, cuya misa se llevará a cabo hoy en esas mismas instalaciones, a las 7,30 horas. Después, su cuerpo será trasladado al cementerio de San Fernando de la capital andaluza, donde será incinerado. Finalmente, descansará en el templo de la Hermandad de la Esperanza de Triana.

Fotos

Vídeos