La reducción del IVA abre el debate: ¿bajarán las entradas?

Promotoras malagueñas anuncian que ajustarán los precios de sus espectáculos futuros, mientras los teatros locales estudian la medida

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Hasta el miércoles la situación era la siguiente: de cada entrada de 12 euros, por ejemplo, quedaban 9 para pagar al artista, cubrir gastos y sacar algo de beneficio. Había que deducir un 31% en impuestos, 10% para autores y 21% para IVA. Desde el jueves las cuentas cambian: Hacienda se llevará un 11% menos. Entra en vigor la anunciada, esperada y demandada rebaja del IVA cultural al 10% para espectáculos en vivo, una medida que genera satisfacción en el sector al tiempo que abre un debate en la calle:¿Ir a un concierto o al teatro costará ahora menos?

Y la respuesta no es única. De momento, solo la catalana Doctor Music ha anunciado que aplica de forma inmediata un descuento del 11% en todos sus espectáculos a la venta, el mismo porcentaje que en su día subió para poder competir en el mercado internacional en el que se mueve la empresa. Pero el resto del sector se muestra cauto y tiene sus motivos.

Empatar

Muchos asumieron el alza, optaron por ganar menos o simplemente quedarse en tablas para no encarecer las entradas en tiempos de vacas flacas. Cayó el número de eventos organizados, las cancelaciones por falta de venta eran una constante en las programaciones de verano y muchos empresarios se quedaron por el camino. Incrementar el precio no era, por tanto, la solución.

Entienden que el IVA cultural reducido les da ahora un respiro para «normalizar» la situación: de perder o empatar esperan empatar o ganar, lo lógico en un negocio. En eso confía Grupo Mundo, la promotora más veterana de la provincia, que contuvo los precios de los tickets cuando el IVA se disparó. Su postura pasa por estudiar cada concierto que está por venir y ajustar el coste sin que la reducción tenga que ser matemáticamente del 11%. «En las próximas entradas que saquemos intentaremos que se reduzcan los precios en la medida de lo posible, que sean precios redondeados y comerciales», explica Daniel Rodríguez, de Mundo. Las localidades ya a la venta no variarán. Supondría, argumenta Mundo, un castigo para quienes la han adquirido con antelación y además complicaría la contabilidad de conciertos aún no celebrados con dos impuestos diferentes.

En este punto coinciden con Fox Group, una de las promotoras malagueñas detrás del Festival de Fuengirola y el Marenostrum Castle Park de Fuengirola, entre otros eventos. El ‘descuento’ entrará en vigor en los espectáculos futuros, no en los actuales. Y para entonces, además, afirman que reducirán íntegramente el 11% que en su día ellos sí optaron por incrementar. «El precio de las entradas no se establece porque sí, porque uno decide que vale tanto, sino porque se ajusta a unos gastos. Si ahora los gastos se reducen un 11%, nuestras entradas se reducirán en el mismo porcentaje», señala Jason Lima, de Fox.

En los teatros malagueños estudian la situación. Tanto el Cervantes, un escenario público, como el Alameda, del sector privado, afrontaron el repunte con sus propias cuentas dejando intactas las entradas. De ahí que ninguno plantee una rebaja inmediata. Desde el Cervantes consideran que la «recaudación adicional» les ayudará a equilibrar mejor los gastos del teatro. «Aún así, en la medida de lo posible, intentaremos aplicar a los espectáculos unos precios más económicos para favorecer con ello una mayor afluencia de público», añade su gerente Juan Antonio Vigar. Desde el Alameda aclaran que el precio medio de sus localidades es hoy más bajo que en 2007, aún así manifiestan que «estudiarán la medida» cara al futuro. Es momento de volver a hacer números y puede que esta vez sí salgan en positivo.

Fotos

Vídeos