Las raperas asoman la cabeza

Dasilva, Yaeba, Eskarnia y Julia Martín integran el cartel de esta noche.  :: salvador salas/
Dasilva, Yaeba, Eskarnia y Julia Martín integran el cartel de esta noche. :: salvador salas

«Nosotras estamos aprendiendo a coger un espacio que es nuestro y ellos están aprendiendo a compartirlo», asegura Eskarnia Siempre han estado ahí aunque no se las viera. Ahora reivindican su lugar con un disco y un concierto que hoy reúne en la Trinchera a una treintena de artistas

REGINA SOTORRÍO MÁLAGA.

No hace falta darles muchas instrucciones. Con una cámara enfocando, la pose les sale sola, de forma natural. Es la actitud del rap y, en eso, no importa el género. Ellas son Eskarnia, Dasilva, Julia Martín y Yaeba (después se sumará Lamore a la charla), cuatro de las 16 mujeres que hacen rimas en 'Una de las nuestras', un disco que rompe con el patriarcado del rap. Porque ellas han estado ahí «desde siempre», luchando desde las bases, en los circuitos más alternativos y underground, pero les faltaba salir a la superficie. Ahora dan la cara y lo hacen en masa. El disco es la punta del iceberg de un proyecto que hoy reúne en la Sala Trinchera a una treintena de artistas del hip hop, desde raperas a grafiteras, pasando por bailarinas de brake dance.

'Hip hop por mujeres 2.0.' tiene un indudable punto reivindicativo: quieren sacar la cabeza, dejarse ver, ocupar un espacio que también les pertenece y que, al menos en primera línea, parece solo de ellos. Pero el reto está en conseguir que nada de esto sea una rareza. «Hay muchos proyectos de hombres y este es de chicas. Ya está. Queremos que se normalice», señala Julia Martín.

EN DETALLE

uEn cartel
Dasilva-Eskarnia, Julia Martín, Laly Callejón, Viva Reina, Dan Shiva, Lamore- Oda con V, WOM-Empower Crew; entre otros artistas. Con Rayka y Deejane.
uFecha
Hoy, viernes 6 de abril, a las 22.00 horas (apertura de puertas a las 21.00 horas).
uLugar
Sala Trinchera.
uEntradas
8 euros anticipada, 10 en taquilla. Más información en www.muchacalle.com.
uEl disco
'Una de las nuestras'. A la venta en el concierto y en www.bloodyrecordsmusic.com.

Son conscientes de que aún queda camino, pero no solo en su mundo. «En el empresarial, el rock, el pop, la electrónica, hasta en la música clásica. El hip hop no es un género machista en sí, todos lo son. Existe un techo de cristal en todas las profesiones y esta no se queda atrás», añade Eskarnia. Ella participa también de la producción del disco y del evento. Para lo primero ha ido de la mano de Rayka, MC de Hablando en Plata y el impulsor de la grabación a través de su sello BloodyRecordsMusic. Para lo segundo ha trabajado con Salvatore Apa y su productora Muchacalle, que ya en 2012 organizó una primera edición de 'Hip hop por mujeres'. Entonces participaron cuatro, hoy serán alrededor de treinta.

Los egos se quedan en el escenario en un proyecto que ha salido adelante por la unión de todas las participantes

Unión

No es, por tanto, un 'evento de mujeres', al contrario: huye de ser excluyente. El cambio, como defiende Julia Martín, está en que ellos también participen. «Queremos compartir espacio y convivir», añade. «Nosotras estamos aprendiendo a coger un espacio que es nuestro y ellos están aprendiendo a compartirlo. En este festival hay diálogo entre hombres y mujeres, comprensión y aprendizaje por parte de ambos», corrobora Eskarnia. Rayka, que firma todos los instrumentales del álbum, lo reconoce: «Yo soy muy bruto y esto me ha ayudado a saber tratar a las mujeres, a tener otro lenguaje y a valorar su trabajo».

Porque si algo caracteriza a esta propuesta es «la unión» de todo el equipo. Los egos se quedan para el escenario, algo que, en opinión de Rayka, las diferencia de sus colegas masculinos, más pendientes de los personalismos. «Y también el mensaje, la forma de expresarse y el sentimiento es distinto en ellas», analiza. Desamores, críticas sociales, inquietudes personales y mensajes motivantes comparten 'tracks' en el disco con temas de «súper ego».

Eskarnia, Dasilva, Julia Martín, Yaeba y Lamore admiten la diferencia, pero no solo entre hombres y mujeres sino entre ellas mismas. Ser mujer no les hace un coletivo uniforme, las hay más agresivas, más sensuales, más desafiantes, más ególatras... «La música es universal, yo no canto como mujer ni como hombre, canto como Julia. Cada uno se la lleva a su terreno: yo no he vivido lo mismo que un hombre, pero tampoco lo mismo que Dasilva», mantiene Julia Martín.

Lo que sí comparten es la batalla por visibilizar su trabajo, por plantarse ante quienes las 'cosifican' («En un bar me recomendaron llevar falda en el concierto», confiesa una de ellas) y por compaginar el escenario con la vida. De eso sabe mucho Dasilva, rapera, camarera de piso y madre de dos hijos. «Nada me ha frenado, solo me ha puesto unas poquitas de piedras más en el camino, pero a pataditas y para adelante. Si quieres algo, buscas soluciones», defiende.

El encuentro de hoy las «empodera» a ellas y a quienes siguen haciendo rimas encerradas en su habitación. «Esto hará que se motiven», confía Yaeba. «Queremos crear público y que esas mujeres que pierden las ganas de rapear porque no tienen apoyo, se vengan arriba», apunta Eskarnia. Y avisan: esto es solo el principio. El año que viene, más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos