«No he querido tomar partido ni buscar culpables»

«No he querido tomar partido ni buscar culpables»

Chema Cardeña dirige y protagoniza 'Shakespeare en Berlín', una obra ambientada en la Alemania nazi que define como «una anécdota en un momento terrible»

FERNANDO MORGADO MÁLAGA.

'Shakespeare en Berlín' llega al Festival de Teatro de Málaga avalada por las tres nominaciones que recibió el pasado año en los Premios Max: mejor espectáculo, mejor texto original y mejor actor de reparto. Este último a nombre de su director, Chema Cardeña, que también da vida a uno de los tres personajes de la obra. Mañana, en el Teatro Echegaray, a partir de las 20.00 horas, Cardeña se transformará en Leo y dará vida a una historia que ha estado dando vueltas en su cabeza durante 20 años. Si 'Shakespeare en Berlín' no se estrenó antes fue por el «miedo» del dramaturgo cordobés. «Tuve la oportunidad de estar en Auschwitz y tratar de asimilar lo que pasó allí. Se han hecho muchas películas y yo no quería ser manipulador, sino encontrar la manera de humanizar la historia. Creo que ese es el éxito de la obra, que expone la vida de gente corriente en Berlín durante unos instantes determinado».

Para Cardeña, su creación es «una anécdota en un momento terrible» en la que no quiso ni tomar partido ni buscar culpables, simplemente presentar las vidas ficticias de Martin y Elsa, un matrimonio que trabaja en la industria alemana del cine, y su amigo Leo, un actor de teatro de ascendencia judía. La función se compone de cuatro 'visitas' a los personajes en otros tantos momentos clave: la noche del incendio del Reichstag, la noche de los Cristales Rotos, la puesta en marcha de la solución final y el fin de los Juicios de Núremberg.

Identificado

En el papel de Leo, que además es homosexual, Cardeña trata de expresar el dolor de un personaje al que todo su entorno da la espalda de un día para otro. «Sigo sin poder entender el motivo que impulsa a perseguir a alguien, pero concretamente me cuesta comprender el antisemitismo. Pero en la obra se ve el sufrimiento de Leo y también de los que están al otro lado. Da igual que seas judío, cristiano o musulmán, que estés en Alemania, en España o en Siria, lo importante es qué harías al verte en una situación así, dónde quedarían tus valores», explica el director.

Aunque lleve 30 años sobre las tablas compaginando la interpretación con la dirección, Cardeña confiesa que 'Shakespeare en Berlín' ha supuesto un reto. «Son personajes con muchas aristas y requiere un trabajo muy fino de interpretación. El peso de la obra recae sobre los actores y reconozco que me costó más». La obra cosecha buenas críticas allá donde se representa, incluso en Barcelona, donde parte del público apreció ciertos paralelismos entre la trama y los episodios que se vivieron a partir del 1 de octubre en Cataluña. «Cualquier intransigencia o falta de diálogo se puede ver reflejada en la obra», apunta el director.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos