Principio de acuerdo para que el Pompidou siga en Málaga hasta 2025

El Cubo del Pompidou intervenido por Daniel Buren se ha convertido en un icono de la ciudad. /Ñito Salas
El Cubo del Pompidou intervenido por Daniel Buren se ha convertido en un icono de la ciudad. / Ñito Salas

El Ayuntamiento y el museo francés pactan la ampliación de la estancia de la filial malagueña otros cinco años

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

El Centre Pompidou y el Ayuntamiento de Málaga han alcanzado un principio de acuerdo para que la delegación del museo francés en la capital malagueña amplíe su estancia en la ciudad hasta 2025. SUR ha podido confirmar de diversas fuentes que ambas partes han pactado la aplicación de la prórroga por cinco años que contemplaba el acuerdo actual, que entró en vigor con la inauguración de la filial en marzo de 2015. Ese convenio tiene una vigencia de cinco años, prorrogable por el mismo periodo. De este modo, el horizonte del Centre Pompidou Málaga se amplía desde 2020 hasta, en principio, el año 2025.

Las fuentes consultadas por este periódico han añadido que se trata de un principio de acuerdo que deberán refrendar el alcalde Francisco de la Torre y el presidente del Centre Pompidou Serge Lasvignes. Se da la circunstancia de que ambos coincidieron el pasado martes en el Centre Pompidou Málaga durante la entrega de las Medallas de Oro a las Bellas Artes. El acto fue clausurado por Felipe VI, que en su discurso mostró su respaldo explícito a la delegación malagueña del Pompidou: «Nos alegra que este lugar consagrado a las artes, conocido como ‘El Cubo’ de la sede malagueña del Centro Pompidou, nos acoja hoy (por el martes), recién renovada la presencia de su colección permanente hasta el 2020. Espero no incomodar al decir que esperamos y deseamos que, parafraseando el título de la colección, continúe el vínculo del Pompidou con Málaga, Andalucía y España y que ese deseo no quede en mera ‘utopía moderna’ sino en una bella realidad por muchos años más».

Las claves

2,07 millones
de euros al año abona el Ayuntamiento de Málaga al Centre Pompidou. Un millón de euros por el uso de su marca y de sus colecciones y el resto por los transportes, seguros y labores de asesoramiento
Experiencia pionera.
La de Málaga ha sido la primera delegación abierta por el museo galo fuera de Francia. Desde la inauguración en El Cubo, el Pompidou ha anunciado nuevas filiales en Bruselas y Shangái.
4,1% ha aumentado
la recaudación en taquilla del Pompidou de Málaga, que aun así se mantiene por debajo de la mitad de lo anunciado antes de su apertur
Proyecto estratégico.
La delegación malagueña figuró entre los asuntos de la cumbre hispano-francesa de 2014 y el pasado martes el Rey mostró su deseo de que el proyecto se mantenga «por muchos años más».

Deseos que están muy cerca de convertirse en realidad a través de la aplicación de la prórroga en el convenio entre el Ayuntamiento de Málaga y el Pompidou de París. Las fuentes consultadas por SUR añaden que en principio el nuevo acuerdo mantendría las mismas condiciones económicas que el contrato actual; es decir, un pago anual del ayuntamiento malagueño al museo galo de 2,07 millones de euros, de los que un millón de euros se estipulan en concepto de canon por el uso de su marca y de sus colecciones y el resto va destinado a los transportes, seguros y tareas de asesoramiento por parte de los especialistas del Pompidou.

Declaraciones institucionales

La de Málaga ha sido la primera delegación abierta por el Centre Pompidou fuera de Francia y la trascendencia política y estratégica que ambos países han dado al proyecto ha encontrado ejemplos como la mención expresa al Centre Pompidou Málaga en la declaración institucional posterior a la cumbre hispano-francesa celebrada en París el 1 de diciembre de 2014 y el discurso esta misma semana de Felipe VI.

El acuerdo entre el Ayuntamiento y el Pompidou, que deberá aprobar el pleno municipal, llega poco después de haber superado el ecuador del convenio inicial y cuando todavía restan casi dos años para que venza el primer contrato. Desde el inicio de la relación, el Ayuntamiento ha mostrado su deseo de prolongar la estancia del Pompidou el mayor tiempo posible. De parte del museo francés cundió la prudencia durante los primeros compases de la relación, si bien en los últimos meses se abría con mayor claridad la puerta de una posible ampliación.

Tanto es así, que en una entrevista exclusiva con este periódico previa a la presentación de la segunda colección «semipermanente» en el Cubo, Serge Lasvignes sostenía: «Aunque el acuerdo que nos vincula está previsto para una duración de cinco años, renovables una vez, nada prohíbe que pase de los 10 años, si las dos partes lo consideran de interés. Se trata de una experiencia original y por lo tanto todo queda abierto».

En la misma entrevista, el presidente del Centre Pompidou destacaba que la delegación malagueña ha recibido desde su inauguración a más de 500.000 visitantes. «En Francia, hay pocos museos fuera de París que alcanzan estas cifras», reivindicaba Lasvignes. No obstante, los datos de afluencia de la delegación malagueña se han estabilizado, una vez situadas muy lejos de las previsiones iniciales. Esos cálculos vaticinaban 250.000 visitantes anuales en el Cubo, pero las cifras reales quedaron en 165.288 personas en 2016 y en 168.143 usuarios el año pasado.

También han remontado los ingresos en la taquilla del Centre Pompidou Málaga, creciendo un 4,19% entre 2016 y 2017. Eso sí, los 421.487 euros contabilizados por ese concepto el año pasado siguen quedando por debajo de la mitad de las cantidades previstas antes de la inauguración del museo, que estimaban una recaudación de 990.000 euros anuales.

«Sabemos que la movilización del público es un trabajo que se hace a largo plazo y todavía tenemos por delante un buen margen de progreso», defendía Lasvignes en diciembre. Ahora, el horizonte para realizar esa labor en Málaga está muy cerca de ampliarse hasta 2025.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos