«Solo he hecho dos películas este año y tengo dos nominaciones. Es increíble»

«Solo he hecho dos películas este año y tengo dos nominaciones. Es increíble»

Antonio de la Torre hace doblete por tercera vez en los Goya por su papel de marido con carácter en ‘Abracadabra’ y profesor de escritura en ‘El autor’

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Pleno. Dos de dos. Por eso, Antonio de la Torre sentía ayer que le había tocado la «lotería» tras conocerse las candidaturas a los premios de la Academia de Cine: «Solo he hecho dos películas este año y estoy nominado por las dos. Es increíble». Una doble candidatura que, en el caso del malagueño, no es la primera vez, sino la tercera. Las veces anteriores en la que repitió opciones no se llevó el galardón, ya que a su juicio se dividía el voto. Ayer, no obstante, esta circunstancia le importaba poco. «He estado sumando y, si no me equivoco, ya llevo once nominaciones a los Goya... es un pelotazo. Cualquiera me lo iba a decir cuando hacía prácticas en la redacción de SUR», señaló ayer el actor acordándose de su rotundo éxito como actor y sus comienzos como periodista antes de dedicarse en cuerpo y alma a la interpretación.

Noticias relacionadas

Precisamente el Goya logrado por su primera nominación , ‘AzulOscuroCasiNegro’, fue el que le abrió las puertas de una carrera que no deja de acumular reconocimientos.

De la Torre se mostraba ayer sorprendido por la candidatura a actor protagonista en ‘Abracadabra’, en la que da vida a un marido insensible que de pronto se desvive por su mujer después de una sesión de hipnotismo en la queda poseído. «Tenía el reto de hacer dos papeles en el mismo personaje y que parecieran creíbles, pero esta cinta es muy marciana y no esperaba la selección», aseguraba ayer el malagueño que desde un primer momento tuvo claro que quería participar en este «experimento de un cineasta honesto y brillante como Pablo Berger».

En cuanto a ‘El autor’, la candidatura al actor de reparto por el profesor que incita al escritor protagonista es un premio que se podría calificar como una carambola. «Yo no estaba en la película, pero un día me llamó Manolo –Martín Cuenca, el director– y me dijo que había soñado que yo hacía el personaje y le hice caso», comenta Antonio de la Torre, que acaba la conversación hablando del fútbol. «Lo que no se puede evitar es ser del Málaga y no me pierdo un partido con mi tablet», afirma victorioso este malaguista residente en Sevilla que pese a la mala campaña confía en el equipo. «Con Roberto en la portería, no entra ni un gol», apostilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos