Verano 1993, la promesa de la nueva generación

Carla Simón recibe el Goya de la mano de Leticia Dolera./Efe
Carla Simón recibe el Goya de la mano de Leticia Dolera. / Efe

Carla Simón se lleva el Goya a la mejor dirección novel por 'Verano 1993' en la gala más feminista

E. MARTÍNEZMadrid

En una gala en la que se ha reivindicado más que nunca el importante papel de la mujer en el cine español, el Goya a mejor dirección novel a Carla Simón de mano de Leticia Dolera, una de las actrices que más lucha por los derechos de las mujeres, ha sido uno de los momentos más aplaudidos de la noche.

La directora ha dedicado el premio a sus “padres biológicos y a todos los de su generación que murieron a causa del sida”. “No entiendo por qué aún hoy hay un estigma con el VIH”, ha denunciado. Después de agradecer recibir el premio de parte de Dolera, a la que ha denominado “referente” para ella, ha concluido: “Por favor, más mujeres haciendo cine”.

Carla nació en 1986 en Barcelona y creció en Les Planes d'Hostoles, un pequeño pueblo catalán. El sida le arrebató a sus padres cuando tenía 6 años y se fue a vivir con sus tíos y su prima al Ampurdán. La experiencia vivida fue la base de su primer largometraje, rodado íntegramente en catalán, 'Estiu 1993' ('Verano 1993') y estrenado el pasado mes de junio.

'Verano 1993' también ha dado la alegría a Bruna Cusí, que ha recibido el Goya a mejor actriz revelación. La joven ha reconocido que el largometraje le ha enseñado "a jugar sin miedo y a sacar la madre que hay en mí". Cusí nació en Barcelona en 1987 y estudió teatro primero en el Colegio del Teatro y Eòlia (2006) y posteriormente en el Instituto de Teatro de Barcelona. "Gracias por dejarme ser tú y por verme en ti", ha dicho Cusí a su propio personaje, Paquita.

Según la autora de 'Verano 1993', la película tiene como objetivo responder al cómo se explica a un menor la muerte y cómo entender lo que está sucediendo a su alrededor desde los silencios y los gestos. En un guión autobiográfico escrito por la propia Simón, narra su infancia.

La película plantea desde la mirada de la niña el difícil proceso de adaptación a su nueva familia de adopción. Las dos niñas protagonistas están interpretada por Laia Artigas, en el papel de la propia Carla Simón, y Paula Robles, en el papel su prima pequeña, junto a David Verdaguer y Bruna Cusí, como los tíos que la acogen en esta nueva familia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos