El Pompidou de Málaga cuida la semilla del público infantil

Los pequeños, este miércoles, en el Pompidou Málaga. / Foto: Ñito Salas | Vídeo: Pedro J. Quero

La filial estrena un nuevo montaje interactivo y gratuito basado en el reciclaje y el ecologismo

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Enrique es de esos niños cuyo nombre se aprenden los profesores y monitores a las primeras de cambio. Porque Enrique no para quieto. Se levanta cuando todos están sentados, responde antes de que termine la pregunta y canaliza lo mejor que puede toda la energía que cabe debajo de su pelo rubio y dentro de la camisa a cuadros blancos y azules y los vaqueros que lleva esta mañana de visita en el Centre Pompidou Málaga.

Enrique es uno de los 21 alumnos de diez años procedentes del CEIP Federico García Lorca que esta mañana han tenido el honor de ser los primeros habitantes de ‘Blobterre’, el nuevo montaje interactivo y gratuito diseñado por el Pompidou para el público infantil. En este apartado de su oferta cultural encuentra la franquicia malagueña uno de sus mayores motivos de orgullo, ya que las muestras en torno a Frida Kahlo, Alexander Calder y la inaugural a partir de la obra de Miquel Navarro se encuentran entre las mejores propuestas ofrecidas por la delegación en sus dos años y medio de andadura.

La exposición

título
‘Blobterre’
autora
Matali Crasset.
Horario
todos los días (salvo los martes) de 9.30 a 20.00 horas. Cerrado el 25 de diciembre y el 1 de enero
visitas con mediadores
lunes, miércoles, jueves y viernes, de 17.00 a 20.00 horas; sábados, domingos y festivos, de 12.30 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas.
entrada
Gratuita

Ahora toma el relevo un montaje basado en conceptos como el reciclaje, el ecologismo y la imaginación. Sobre todo, la imaginación. “Entrar en ‘Blobterre’ es penetrar en una ficción. Todo es híbrido y todo es artificial en este espacio. Se reinventa el espacio urbano y cada uno participa proyectando aventuras colectivas. También nos permite cuestionarnos el mundo que nos rodea, ofreciendo una mirada a otras culturas que están más cercanas a la naturaleza que la nuestra”, avanzaba esta mañana la jefa de proyectos del Centre Pompidou de París, Isabelle Frantz-Marty.

Así, en ‘Blobterre’ los niños pueden disfrazarse, realizar construcciones, dibujar y crear sus propias dinámicas a partir de los elementos incluidos en la muestra. Ahí están por ejemplo, Carmen, Asela y Lucía, ataviadas con sus collares vegetales y construyendo algo entre la cabaña y el iglú a partir de unas hojas de palmera. De repente, tras tres toman unos cestos de tela, los desmontan y empiezan a cocinar, hasta que Lucía grita: “¡Mirad, palos y cuerdas! ¡Vamos a construir una escalera!”.

“Esta exposición vuelve a retomar el concepto de exposición de artista. Después de una serie de exposiciones ‘sobre’ artistas en torno a Calder, Frida Kahlo y Alman, con grandes diseñadores que hacían exposiciones a partir de las obras de artistas, hemos vuelto a una exposición creada directamente por un artista, en este caso, Matali Crasset, que trabaja con el ecologismo de una manera muy implicada. Vemos a diseñadores que incorporan ‘lo verde’ como un añadido y a activistas con muy buena voluntad, pero sin capacidad expresiva para dar un paso más allá. En Matali se dan esas dos circunstancias”, argumentaba esta mañana Ignacio Jáuregui, del departamento de Promoción Cultural de la agencia municipal que gestiona el Pompidou malagueño.

Por su parte, Frantz-Marty detallaba cómo en la nueva exposición-taller, abierta a todos los públicos pero diseñada en especial para niños de entre 6 y 12 años, se aborda como asunto central “cómo se integra la naturaleza en el espacio urbano”. De este modo, en el taller “se reinterpretan los usos, los códigos de los objetos y plantea un paso adelante para interpretar ese concepto de la naturaleza”.

“Trabajar con niños es apasionante -añadía Frantz-Marty-, porque hace que todo sea posible y eso le daba la posibilidad de crear todo un mundo con su propia lógica, sus propios sonidos… Es un trabajo muy completo porque incluye incluso los olores de ese mundo que nació en la imaginación de esta creadora. Vamos a encontrar distintos materiales a los que les ha dado otros usos para lograr otros fines”.

La representante del Pompidou parisino enlazaba además este discurso con la nueva colección sobre las utopías que ocupará la franquicia a partir del próximo mes de diciembre. Y cerraba: “Como todos los jardines, ‘Blobterre’ refleja un mundo mixto que no es ni totalmente natural ni totalmente humano. Y explorar su interior es también intentar encontrar una complicidad con el medio ambiente que nos rodea”.

Fotos

Vídeos