La Policía apunta a que Dolores O'Riordan murió por causas naturales

Dolores O'Riordan, cantante de The Cranberries. :: sur/
Dolores O'Riordan, cantante de The Cranberries. :: sur

Un amigo de la cantante de The Cranberries recibió el lunes un mensaje en el que «bromeaba y su voz parecía llena de vida»

IÑAKI ESTEBAN MADRID.

La Policía de Londres ha cambiado su valoración de muerte de Dolores O'Riordan, cantante de The Cranberries, de «no explicada» el lunes a «no sospechosa» según el comunicado de ayer. Con ello, y a falta del resultado de la autopsia, apunta a que la vocalista irlandesa, de 46 años, murió por causas naturales.

La declaración de la Policía londinense detiene así las especulaciones en torno al fallecimiento de la tremenda voz de 'Zombie', la canción de la banda de Limerick sobre el atentado del IRA que en 20 de septiembre de 1993 acabó con la vida de dos niños, de 3 y 11 años, cerca de Liverpool.

El historial de O'Riordan era largo. Abusos sexuales cuando era una niña, anorexia, trastorno bipolar diagnosticado, intento de suicidio en 2013 y detención por escándalo y agresión en un vuelo Nueva York-Dublín un año más tarde revelaban su inestabilidad emocional.

Pero todas las especulaciones se quedan en nada ante las afirmaciones de la Policía y de un amigo suyo, Don Waite, de la discográfica Eleven Seven, al que dejó un mensaje en el teléfono el lunes por la mañana. «Bromeaba, su voz parecía llena de vida y estaba ilusionada con la grabación» de 'Zombie' junto a los Bad Wolves, la banda de hard rock de Los Ángeles con la que contactó O'Riordan después de haber escuchado su versión de la canción.

En la misma línea se expresó ayer el bajista de The Kinks, Dave Davis. «Parecía feliz y bien», indicó el músico, cuando habló con ella antes de Navidad. Sus compañeros en la banda que ha vendido más de 40 millones de discos, y la que la cantante se incorporó cuando tenía 21 años, también mostraron su cariño y reconocimiento a través de las redes ciales. «Tenía un talento extraordinario y nos sentimos muy privilegiados de haber sido parte de su vida desde 1989, cuando empezamos The Cranberries», teclearon Noel, Mike y Fergal.

Tímida hasta el punto de que en los primeros conciertos cantaba de espaldas al público, le incomodaba la fama y abandonó Irlanda durante años por esta razón. En la última foto que hizo pública, se cubría con la capucha de su sudadera y sostenía a su gato en brazos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos