Pilar Urbano: «La infanta fue inexplicablemente absuelta del ‘caso Nóos’ sin desmontar las acusaciones»

Pilar Urbano, en la presentación en el Club Mediterráneo./Salvador Salas
Pilar Urbano, en la presentación en el Club Mediterráneo. / Salvador Salas

La periodista presenta en Málaga ‘La pieza 25’, un ‘thriller’ legal en el que desentraña un complot de Estado para salvar a Doña Cristina de la condena por corrupción

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Siempre ha tenido olfato para las noticias. Por ello, la periodista Pilar Urbano se interesó por el Instituto Nóos. Un caso de corrupción económica que salpicaba a la Corona en la persona de la infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarín. «Vi que había lagunas y me leí los 71.000 folios del caso», explicó ayer a SUR Urbano, que acudió a otras fuentes implicadas en el caso para descubrir lo que no se había contado. Y se encontró con «un complot de Estado para que la infanta no fuera acusada ni condenada», señala la periodista que constata que, aunque la hija del rey Juan Carlos se sentó en el banquillo, la operación fue un «éxito»: «Fue inexplicablemente absuelta sin que se desmontaran las acusaciones».

Toda su investigación se detalla en las 595 páginas –bastantes menos que las del sumario y con una narración intensa– de ‘La pieza 25’, un ‘thriller’ legal en el que expone este complot para salvar a la infanta y que ayer presentó en el Real Club Mediterráneo. «Se puede leer como una novela de John Le Carré con la diferencia de que yo no me invento nada, sino que reconstruyo los diálogos y descripciones de imputados, abogados, agentes tributarios, testigos...», aclara la periodista que asegura que está «documentada» la existencia de un «manual» para salvar a la infanta de la condena.

La pieza 25

Autora:
Pilar Urbano. Investigación.
Editorial:
La Esfera de los Libros. 595 páginas. España. 2017.
Precio:
22 euros.

No obstante, la operación no salió del todo bien ya que se encontraron dos piedras en el camino. En primer lugar, la acusación particular de la abogada del Sindicato Manos Limpias, Virginia López Negrete, que quedó desacreditada cuando se supo la presunta extorsión de esta organización a cambio de desimputar a la infanta.

El otro escollo fue el juez instructor del ‘caso Nóos’, José Castro, un magistrado «valiente», asegura Pilar Urbano, que, pese a todas las «trampas y presiones» que recibió fue «insobornable» y llevó a la infanta Cristina al banquillo al llegar al convencimiento de que la hija del rey Juan Carlos «no sólo era partícipe, sino cooperadora necesaria e imprescindible». Una imagen ante el juzgado que el complot de Estado intentó evitar sin éxito.

Familia enfrentada

Entonces, Pilar Urbano explica que la hoja de ruta de la absolución tuvo como personaje central al fiscal Pedro Horrach, que «abdicó de sus deberes para actuar como abogado defensor. Como Ministerio Público podía acusar o no acusar, pero no defender». La periodista no duda en afirmar que la infanta fue la «abrepuertas» de toda la corrupción que se desató en el ‘caso Nóos’ y que la propia corona ha quedado manchada por esta «criminalidad económica».

De hecho, la periodista, que también es autora de la biografía oficial de la reina Sofía, relata que el propio rey Juan Carlos puso todos los medios para proteger a la infanta de la Justicia y relata un episodio muy ilustrativo tras su abdicación y la coronación de Felipe VI. «El nuevo monarca le pidió al Fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce, que la infanta –su hermana– fuera tratada igual que cualquier ciudadano, a lo que el fiscal le contestó: ‘En eso no vamos a poder complacerle, porque ya nos hemos comprometido con el anterior rey’». Unas diferencias de posturas ante el ‘caso Nóos’ que ha acabado afectando a la relación de la propia Familia Real. «No van a celebrar las navidades juntos porque no hay relación del nuevo rey con la infanta», concluye Pilar Urbano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos