Picasso, bajo la lupa de las nuevas tecnologías

Presentación de la primera Cátedra Picasso. /Salvador Salas
Presentación de la primera Cátedra Picasso. / Salvador Salas

La Casa Natal crea una cátedra para analizar la obra del genio malagueño mediante sistemas digitales como la inteligencia artificial

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Cada dos meses se publica un artículo científico sobre Picasso y su nombre aparece a diario en al menos una noticia en cualquier periódico del mundo. Las elucubraciones en torno a su vida y obra se acumulan como una montaña inabarcable. Pero en cultura «no todo es opinable», como recuerda la directora del departamento de Historia del Arte de la Universidad de Málaga (UMA), Nuria Rodríguez: «Hay una base científica». Para delimitar esa base, la Agencia para la gestión de la Casa Natal ha impulsado la primera Cátedra Picasso, que analizará la vasta producción del genio malagueño mediante métodos digitales como la inteligencia artificial avanzada. La iniciativa, presentada esta mañana en el Rectorado de la UMA y dirigida por el catedrático Eugenio Carmona, estará patrocinada durante los dos primeros años por la Fundación Málaga y cuenta con la colaboración de la Academia de Bellas Artes de San Telmo y la Confederación de Empresarios de Málaga.

Para iniciar su andadura, la cátedra examinará cerca de 2.000 dibujos, entre ellas el cuaderno preparatorio número siete de 'Las señoritas de Avignon', adquirido por el Ayuntamiento en 2006. «No hay mente humana que estudie 2.000 obras y saque conclusiones», resume Carmona. Ahí es donde entran en juego las nuevas tecnologías, que permitirán ofrecer «lecturas más complejas y profundas» sobre la obra de Picasso. La cátedra contempla la edición de una revista digital de estudios picassianos y la puesta en marcha de becas de investigación que abordarán no solo la obra del autor de 'Guernica', sino también su relación con la cultura moderna y contemporánea. Los sistemas utilizados por las humanidades digitales facilitarán que los datos extraídos de los análisis sobre Picasso sean comparados con los de otros artistas.

La cátedra redime la tardanza de la recuperación académica de Picasso tres décadas después de la inauguración de la Casa Natal y quince años después de la apertura del Museo, cuando el pintor ya se ha instalado en la realidad civil hasta el punto de «correr el riesgo indeseable de banalizar su legado», como advierte Carmona en referencia a que hasta las pollerías utilicen su nombre «sin menoscabo de los asaderos». El director de la Agencia para la gestión de la Casa Natal, José María Luna, recuerda que, para sacar adelante esta cátedra, «tocamos muchas puertas pero eran malos tiempos para la lírica», algo que ha retrasado su comienzo varios años, hasta encontrar el patrocinio de la Fundación Málaga.

El proyecto cuenta con la aprobación de la Picasso Administración, que vela por los derechos de imagen y uso de nombre del artista malagueño y sus obras. El alcalde, Francisco de la Torre, sostiene que «es difícil encontrar un mejor ejemplo que esta cátedra para simbolizar la Málaga del siglo XXI y el mecenazgo» y recuerda que el impulsor del cubismo «sigue siendo nuestro mayor activo cultural». El rector de la UMA, José Ángel Narváez, destaca el carácter pionero de la iniciativa, donde «lo público y lo privado se ponen al servicio de la cultura».

La cátedra contará con ingenieros expertos en humanidades digitales, que desarrollarán herramientas capaces de analizar la obra de Picasso hasta arrojar resultados «que tendrán alcance internacional», según los impulsores del proyecto. «Los datos nos permitirán realizar interpretaciones cualitativas que den respuestas a las preguntas de investigación formuladas en torno a Picasso», explica Rodríguez, que coincide con Carmona en vaticinar que los resultados cuestionarán algunas tesis aceptadas como válidas hasta ahora. Desde la UMA inciden en la importancia de dar una «proyección pública» a la cátedra para que no quede circunscrita al ámbito académico. Para ello, el proyecto contempla programas para trasladar los resultados a la Universidad y el resto de la sociedad. Un grupo científico gestionará los trabajos de investigación de esta cátedra, la primera en el mundo sobre Picasso. Málaga salda así la última deuda con su mayor embajador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos