Picasso S. A.

La Casa Natal analiza un nuevo cambio en su modelo de gestión para convertirse en sociedad anónima municipal

La Fundación Picasso se convirtió en agencia municipal hace tres años / SUR
Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Picasso es una notable marca registrada capaz de ofrecer cada año sustanciosos dividendos a sus herederos y a las sociedades de gestión de derechos de imagen. Ahora, además, va camino de convertirse en una sociedad anónima; eso sí, municipal. Es el nuevo cambio que el Ayuntamiento de Málaga estudia para la Casa Natal del artista, que hace justo tres años pasó de fundación a agencia pública para poder asumir el funcionamiento de las entonces inminentes filiales del Centre Pompidou y del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo.

SUR ha podido confirmar de diversas fuentes consultadas que los planes municipales pasan por realizar la modificación en lo que queda de año. Según las primeras estimaciones, la nueva forma jurídica podría traducirse en un ahorro para la entidad de entre 500.000 y 700.000 euros al año.

El principal beneficio para la institución vendría por el cambio en la fiscalidad aplicada a la venta de entradas. Según las fuentes consultadas por este periódico, hasta ahora la Casa Natal no aplica el IVA en el precio de las entradas, por lo que tampoco puede deducirlo a la hora de saldar sus cuentas tributarias y ese porcentaje recae sobre su capítulo de gastos. Con el cambio a sociedad anónima municipal, la entidad podría deducirse el IVA de ese concepto, lo que se traduciría en un ahorro que podría repercutir bien en la propia institución o bien en otras partidas municipales.

El genio entra en el taller... de investigación

La Casa Natal de Picasso nació hace casi tres décadas como centro de estudio dedicado al genio y en esa labor investigadora sigue encontrando una de sus principales señas de identidad. Una tarea que ofrece una de sus expresiones más logradas en el Taller Experimental de Investigación sobre Picasso promovido por el Centro de Documentación de la Casa Natal, que celebrará su cuarta edición la próxima semana, los días 17 y 18, en el auditorio del Centre Pompidou Málaga, para ofrecer sus conclusiones el 14 de noviembre.

Los vasos comunicantes entre Picasso y ‘Las Metamorfosis’ de Ovidio serán uno de los asuntos centrales de esta actividad que reunirá a especialistas como el catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Málaga Eugenio Carmona; el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Málaga Javier Cuevas; la profesora de la Universidad de Santiago de Compostela Fátima Díez Platas y el Doctor en Historia del Arte y documentalista de la Fundación Picasso, Carlos Ferrer Barrera.

Para participar en este taller completo es necesario inscribirse en la dirección de correo electrónico biblioteca.fundacionpicasso@malaga.eu, especificando los datos personales y un breve currículum. La entrada a las conferencias será libre hasta completar aforo, aunque los participantes inscritos tendrán prioridad en el acceso.

Entonces, ¿por qué la Fundación Picasso no se convirtió en sociedad anónima hace tres años y optó por el modelo de agencia pública? Las fuentes municipales consultadas por SUR argumentan que en 2014 ese cambio no era posible porque el Gobierno estaba en pleno proceso de adelgazamiento forzoso de la Administración pública (por ese camino cayó, entre otros, el consorcio para la construcción del Auditorio de Málaga).

El ciclo

Día 17.
17.00 h. ‘Transfiguraciones. Picasso y La flauta de Pan’, por Eugenio Carmona; 18.30 h. Mesa redonda: ‘Warburg y Freud: la melancolía como espacio de pensamiento en la obra de Picasso’, con Eugenio Carmona y Javier Cuevas
Día 18.
17.00. ‘En busca del Minotauro’ por Fátima Díez Platas; 18.30 h. ‘Picasso-Orfeo. Claves para una regeneración de la identidad del artista’, por Carlos Ferrer.

Por entonces, según el relato municipal, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas planteaba dos exigencias básicas para la creación de una sociedad anónima de titularidad pública: que la nueva entidad llegara tras la eliminación previa de otra y que ambas debían tener el mismo presupuesto. El primer concepto se cumplía en el caso de la Fundación Picasso, pero no el segundo, ya que al asumir la gestión de las filiales del Pompidou y del Museo Ruso, su asignación pasaba del millón medio a los diez millones de euros.

«100% municipal»

Las fuentes consultadas por SUR establecen que ahora el criterio ha cambiado, de modo que desde Administraciones Públicas no se pondría impedimento a una nueva sociedad que sustituya a un organismo previo, aunque sea con un presupuesto diferente. Las mismas fuentes avanzan las previsiones municipales para que el cambio en la actual agencia se realice a finales de año, con el objetivo de que la nueva institución, que seguiría siendo «100% municipal», eche a andar con el nuevo año.

Desde el ámbito municipal defienden además que el funcionamiento a partir de una sociedad anónima municipal ofrecería «mayor agilidad» a la gestión de los tres museos dependientes de las arcas locales. Sin salir del ámbito cultural, el Festival de Málaga y el Teatro Cervantes funcionan desde hace tiempo como sociedades anónimas municipales.

El dato

10, 02
millones de euros es el presupuesto de la agencia municipal que gestiona la Casa Natal de Picasso y las delegaciones del Centre Pompidou y del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo. De esa cantidad, el Ayuntamiento de Málaga aporta 7,72 millones de euros.

Además, las fuentes consultadas por SUR defienden que el ahorro que conllevaría este cambio podría servir para aligerar el presupuesto municipal destinado a las delegaciones del Pompidou y del Museo Ruso, así como a la Casa Natal de Picasso. En este sentido, conviene recordar que en el Ayuntamiento ha debido incrementar en un millón de euros extra su asignación para cuadrar las cuentas de la agencia que ahora gestiona estos equipamientos. De este modo, de los 10,02 millones de euros de su presupuesto, 7,72 millones parten de las arcas municipales.

Fotos

Vídeos