Perry Oliver juega con forma y materia

El artista estadounidense (derecha), explica varias de sus obras en la sala del edificio del Pósito. /E. Cabezas
El artista estadounidense (derecha), explica varias de sus obras en la sala del edificio del Pósito. / E. Cabezas

El escultor nacido en EE UU y afincado en la Axarquía desde hace 40 años expone sus 'Hierros y nudos' en El Pósito de Vélez-Málaga

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Nació en Pennsylvania (EE UU) en 1941, pero Perry Oliver se considera ya un axárquico más. No en vano, lleva viviendo en la comarca más oriental de la provincia desde 1968, tras llegar primero a Nerja y, a los pocos años, comprar una casa en el campo de Frigiliana junto a su mujer. Allí empezó a cultivar su afición por el grabado, una técnica en la que estuvo dedicado por completo hasta finales de los años noventa. Luego, a partir de 1999, se centró en la escultura, una disciplina en la que le gusta trabajar con materiales como el hierro y el bronce.

Sus obras mezclan la abstracción y la figuración. «Me encanta jugar con las formas, enlazar las piezas con cuerdas, darles tamaños diferentes», confiesa el artista, que hasta el próximo 11 de agosto expone una selección de sus trabajos en el edificio de El Pósito de Vélez-Málaga, en la céntrica plaza de la Constitución de la capital axárquica. Son 33 piezas, realizadas desde 2004 hasta la actualidad, bajo el título de 'Hierros y nudos'. «Están divididas en cuatro etapas o tipos de obras», cuenta el escultor norteamericano, que acumula más de medio centenar de exposiciones individuales en España, Dinamarca, Alemania, Holanda y EE UU, junto a más de 200 colectivas, también en países como México, Polonia, Francia y Portugal, entre otros. «Por un lado están las piezas en las que soy muy preciso, son paneles colgados a la pared, tipo 'collage'. Luego están las láminas, en las que mezclo trozos pequeños de metales. Un tercer grupo son las obras en las que mezclo rectas y curvas. Por último, están las piezas en las que hago combinaciones desde la abstracción a la figuración, con cuerdas como enlace, para protegerlas y darles sentido», describe el artista, que ha elaborado piezas especialmente para la muestra, como 'Fuga entre dos columnas', de gran tamaño.

LA EXPOSICIÓN

uTítulo
'Hierros y nudos', de Perry Oliver (EE UU, 1941).
uContenido
33 esculturas, de tamaños muy diversos, hechas con hierro y acero.
uLugar
Sala de exposiciones del Edificio del Pósito, en la plaza de la Constitución de Vélez-Málaga.
uHorarios y fechas
Martes a sábados de 10.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 20.30 horas. Lunes, domingos y festivos cerrada. Permanecerá hasta el 11 de agosto.

«Me encantó la sala, es magnífica, por su amplitud y distribución, con esas grandes columnas», afirma Oliver en referencia al edificio histórico del siglo XVIII que fue reinaugurado el año pasado tras varios años de rehabilitación. El inmueble se usó, entre otras cosas, como granero. En la muestra hay piezas de tamaños muy diversos, desde pequeños trozos «que encuentro en el taller», hasta obras de gran tamaño, como 'Aventura de una línea dura'. «Son figuras humanas, una pareja bailando, una fuga, son símbolos», resume Oliver.

El artista norteamericano ha recibido diversos reconocimientos, como el primer y segundo premio del Concurso Nacional de Grabado de Alcalá de Guadaira (Sevilla) en 2001, así como el primer premio de la Bienal Internacional de Escultura de Puebla de la Sierra (Madrid).

Fotos

Vídeos